SERVIDOR PÚBLICO Y NEGLIGENCIA

SERVIDOR PÚBLICO Y NEGLIGENCIA

Eligio Palacio Roldán

El lunes pasado solicité autorización para ausentarme del trabajo para reclamar mi nueva cédula digital, llegué a las 15:55 y la funcionaria encargada me informó que ya no podía atenderme por cuanto el horario era hasta las 16:00 horas. Al increparla, me indica que no era posible realizar el trámite por cuanto este tardaba algunos minutos y se pasaba de su horario habitual, le indiqué que mientras se negaba a mi solicitud había transcurrido el tiempo necesario para atenderme; de mala gana lo hizo y en cuatro minutos ya tenía en mi poder el documento; obviamente no quería prestarme el servicio por salir corriendo una vez el reloj marcara el fin de su jornada. Es decir, ni un minuto de su tiempo para el trabajo, para el ciudadano, a pesar de ser una “servidora pública”.

Indignado quedé por la negligencia de la funcionaria y entonces recordé un evento aún peor: a finales del siglo pasado hacía fila en Valorización Departamental, fila que no fluía a pesar del paso del tiempo. Desesperado me acerqué al funcionario que “prestaba el servicio” y descubrí que estaba viendo pornografía en su computador. En más de veinte años pocas cosas han cambiado, en algunas instituciones gubernamentales, en una clara demostración de que no hay conciencia de lo que significa ser “Servidor Público”.  

El lenguaje fue creado por los humanos para tratar de comunicarse y entenderse; por ello, siempre es importante conocer las acepciones de las palabras; la Real Academia de la Lengua Española define Servidor como “Persona que sirve como criado”, Público “Accesible a todos”. Es decir, un Servidor Público es un sirviente, un criado, de todos los integrantes de una sociedad, sin excepción alguna.

La RAE, también, define Negligencia como “descuido, falta de cuidado”. Entonces, la negligencia no puede corresponder al actuar de un servidor público; es una contradicción entre el ser y el hacer y debería ser una clara inhabilidad. Es decir, alguien que sea negligente como servidor público debiera ser destituido de su cargo.

No se entiende cómo algunos “servidores públicos” no dimensionan que están al servicio de la sociedad y en vez de servirle buscan que les rindan pleitesía y de alguna manera se sienten dueños de un poder y de un dominio sobre la vida de los demás, que no tienen. Ser servidor público implica una aptitud para serlo y más que ello una actitud, un deseo de servir y de atender los requerimientos de la sociedad a la que se le sirve, como un criado fiel y diligente.

A las entidades gubernamentales les falta control sobre sus funcionarios y sobre su vocación de servicio

ANTES DEL FIN

La oposición por la oposición, cerrada, sin análisis serio, con fines electoreros, casi siempre de sectores de izquierda, hizo mucho daño, más que a Duque, al país durante los últimos cuatro años. La derecha no puede hacer lo mismo al gobierno Petro: esperen un poquito, déjenlo trabajar y si las cosas no resultan critiquen, pero esa idea de que todo lo que propone es malo hace mucho daño. También hace mucho daño entregársele y decir que son petristas sectores con ideologías supuestamente contrarias, como los hermanos godos que han estado en el gobierno desde que me conozco con excepción del de Virgilio Barco. “Ni tanto que queme al santo, ni tan poco que no lo alumbra”.

Grave la ola invernal que sacude al país, pueblos y ciudades a punto del aislamiento y ninguna reacción de autoridades locales y nacionales. Llevamos tres años de lluvias.

“El tiempo pasa y se nos va la vida”. Pronto llegarán, otra vez, los vientos de Navidad.

Publicado por

epalacior

Un ser que busca compartir sus visiones.

2 comentarios sobre “SERVIDOR PÚBLICO Y NEGLIGENCIA

  1. Excelente opinión sobre lo que es el servicio.. De la película LA VIDA ES BELLA….. «El servicio es un don divino. DIOS sirve al hombre ,más no es su sirviente».

    Me gusta

  2. El buen servidor público se conoce por su propia genética, es decir, la vocación de servicio heredada de sus padres y aprendida de sus formadores. Se nota inmediatamente el verdadero servidor, los demás, son unos afortunados sin fortuna, que sólo están por estar, sin pena ni gloria.

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s