LOS ANGELES – CALIFORNIA DEL CIELO AL INFIERNO

LOS ANGELES DEL CIELO AL INFIERNO

Eligio Palacio Roldán

Donald Trump tiene razón, la inmigración indiscriminada de latinoamericanos está dejando atrás la pujanza y el progreso del país del norte.

No conocía los Estados Unidos de América, nunca me había interesado hacerlo. Visité la ciudad de Los Ángeles – California para aprovechar una escala necesaria en mi regreso a Colombia, desde Australia. (Ver LOS ANGELES CALIFORNIA DEL CIELO AL… http://wp.me/p2LJK4-1vV).

De Los Ángeles impacta su aeropuerto, las avenidas de segundo piso, los grandes rascacielos, los estudios de cine y, obviamente, Hollywood con sus cientos de estrellas y los miles de seres humanos, casi todos latinos, buscando una oportunidad para “brillar en el cielo”.

Para cualquier ser humano resulta gratificante recorrer los escenarios de las grandes películas de la historia y tener cerca los ídolos que nos han hecho reír, llorar o suspirar; saber que las estrellas incrustadas en el piso le pertenecen a cada uno de los seres que hemos admirado y querido y que quizás podamos lograr hacer parte de ese selecto grupo.

Pero más allá de los sueños de triunfo, lo que más me impactó fue la decadencia de los habitantes de la ciudad: las vitrinas de las grandes boutiques y los bajos precios y la buena calidad de las ropas que se venden en San Pedro y con las cuales, descubrí, se visten algunas de mis amigas más “encopetadas”, no se compadecen con las formas de vestir de los habitantes de la ciudad (me dicen que ocurre igual en el resto del país del norte). No hay estética en la combinación de formas y colores en los atuendos y  en los cortes del cabello, pareciera que todo el tiempo estuvieran de halloween.

Algunos dirán que la forma de vestir es propia de los seres humanos que han trascendido y por fin se han liberado de ese Gran Otro, de la sociedad de consumo, en la sociedad más consumista del mundo. Sin embargo, pareciera que lo que buscan estos seres es precisamente llamar la atención del mundo que los rodea, y es que a su forma de vestir, se une el alto volumen en sus diálogos en sitios públicos; cualquiera creería que tienen problemas auditivos.

Hay un desespero por hacerse ver, por hacerse escuchar, por hacerse notar, para que alguien descubra su talento y quizás, algún día, tener su propia estrella en Hollywood. En ocasiones, me sentía recorriendo la 45 de Manrique en Medellín en los días de la Tango Vía. Obviamente, la cantidad de “artistas” buenos y malos que desfilan por las calles se convierte en un alimento para el espíritu y un atractivo turístico más.

Me queda la sensación de que la población de Los Angeles está en decadencia. Sensación que se dilucida al ver los buses escolares anacrónicos, al escuchar la música de los años 50 y 60 sonar en la radio, al recorrer algunas calles del centro de la ciudad que te transportan al Guayaquil de Medellín de los años 70 y al percibir los malos olores que no parecen controlar, los habitantes de la ciudad, con el baño diario o con los desodorantes y en especial el desagradable olor, para mí, a cigarrillo, marihuana y demás drogas ilegales.

Llama la atención, además, la cantidad de gentes mutiladas que recorren las calles, el metro y los buses de la ciudad, tanto que los vehículos están adecuados para atender este segmento de la población y, desde luego, la cantidad de mendigos y gentes sin techo que habitan la ciudad, al estilo de los países del tercer mundo.

Comparando las ciudades de Australia y Los Angeles-California tengo que llegar a una conclusión lamentable: Donald Trump tiene razón, la inmigración indiscriminada de latinoamericanos está dejando atrás la pujanza y el progreso del país del norte.

ANTES DEL FIN

De regreso a Colombia se siente el subdesarrollo. Pero, bueno, es la patria amada.

Anuncios

9 comments

  1. Los grandes centros urbanos tienen esas caracteristicas, en cualquier lugar del mundo. En cuanto a la moda el norteamericano, es muy simple. solo los latinos nos comemos el cuento de las marcas y el precio.

  2. No se si tenga que ver lo uno con lo otro, pero vivimos en la actualidad en una ciudad conocida como la mas innovadora…..pero llena de grandes contrates sociales y urbanisticos…el centro..el de junin con la playa…el de la plaza de botero…el de la plazuela nutibara…el del parque bolivar….el del pablo tobon uribe…el tranvia inagurado sin estar terminado…el del parque del rio en construccion ( con un rio todavia por descontaminar), el de los centros comerciales que pretender hacer que olvidemos que antiguo centro de medellin existe y que la ciudad mas innovadora dejara que se pudra sin considerar que no todos sus habitantes viven en el poblado laureles sabaneta envigado

  3. Extrapolar USA, tomando como referencia una ciudad, es un craso error metodologico.Parta de la base estimado columnista que California es estado fronterizo, segundo , tiene fuertes raices hispanicas ( hasta hace unos 150 años era mejicano este estado. Incluso si compara entre ciudaddes con fuerte influencia hispana, hay grandes diferencias, compare Miami y Los Angeles, muy diferentes… Ademas olvida usted la influencia de la comunidad Asiatica en Los Angeles, ellos son igual de desordenados a los latinos.

  4. ¿Qué sería de Los Angeles, de California y de los Estados Unidos sin esos “latinoamericanos inmigrantes” en su mayoría indocumentados?
    ¿Quiénes lavarían los carros de los ricos, podarían los prados y lujosos jardines de los millonarios de Bel Air, cuidarían los bebés de las famosas de Hollywood, manejarían las limusinas de los millonarios empresarios, recogerían los trastos sucios en los restaurantes del jet set angelino, cargaría las maletas de los viajeros internacionales en el aeropuerto de Los Angeles, atenderían a los afluentes representantes de la elite mundial en los despampanantes hoteles… y muchos etcéteras más…?
    ¡Me gustaría saber qué pasaría en California – y en todo el país del norte – si mejicanos, cubanos, colombianos, centroamericanos y demás latinoamericanos realizaran solidariamente un gran paro nacional contra el nuevo gobierno y que ningún inmigrante – ilegal o no – estuviera dispuesto a atender las necesidades del típico gringo que ya no se atreve a untarse de tantos “degradantes” y agotadores oficios!
    Se ve que si fueras estadounidense hubieras votado feliz por Trump, (Sin calificativos para no ofender)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s