Etiqueta: La Habana

TRES JOVENES DE LA HABANA, LA MACARENA Y ENTRERRIOS: UNA RESPONSABILIDAD.

TRES JOVENES DE LA HABANA, LA MACARENA Y ENTRERRIOS: UNA RESPONSABILIDAD.

Eligio Palacio Roldán

¿Qué tienen en común la mayoría de los jóvenes de estas tres geografías? Su deseo por salir adelante, de superar las limitaciones que les impone el entorno. Veamos:

YELANDRIS – LA HABANA: 28 años. La danza es su pasión. Trabaja por temporadas en los hoteles de Varadero. Este año el trabajo se ha visto disminuido por la merma del turismo en la isla, como consecuencia del endurecimiento del gobierno Trump contra el país: Ya los cruceros no llegan hasta la isla. Su sueño es encontrar la posibilidad de salir de Cuba, piensa que allí no hay futuro. Su alimentación es muy reducida. Normalmente, su dieta está compuesta por tan solo un alimento al día. Consume ron y cigarrillo todos los días. Piensa que en la isla hay muy pocas posibilidades de subsistencia y prácticamente ninguna de mejorar su calidad de vida.

REYMINGTON – LA MACARENA: 23 AÑOS. Su pasión el turismo, por eso desde hace tres años es guía turístico. Sueña con ver transformada su región en el destino preferido de los colombianos y del mundo entero. Respira entusiasmo, aunque su situación no es la mejor: La Macarena comenzó a ser destino turístico desde el 2006, en la medida que se retiraba la guerrilla de las Farc, y aunque hoy recibe entre 12 y 15 mil turistas al año, dadas las características de la organización del turismo comunitario, solo ha podido trabajar, como guía, 23 días en el año. El resto de su tiempo sigue trabajando en proyectos comunitarios que aún no rinden frutos y en algunas otras actividades privadas. Su anhelo, profundizar sus conocimientos en turismo y conocer sitios como Guatapé – Antioquia, otro referente turístico de Colombia para el mundo. Este joven, como todos los de la región, para salir adelante, requiere el apoyo del gobierno y de todos los colombianos.

WEIMAR – ENTRERRÍOS: 28 AÑOS. Su ideal, la justicia. Acaba de ser elegido alcalde de su pueblo y en estos momentos y en el resto de su vida ha respirado un optimismo que le ha permitido superar sus dificultades.  El entorno le ha sido favorable: su municipio tiene una muy buena calidad de vida como consecuencia de los esfuerzos de sus mayores, de la mano de la Cooperativa Lechera de Antioquia Colanta. Se siente orgulloso de lo que es y ha logrado. Ahora enfrenta un gran reto para el que requiere el apoyo del gobierno y de todos los colombianos.

Tres jóvenes, tres historias que conozco este fin de año. ¿Cómo hacer para que las de los jóvenes de Cuba y La Macarena sean igual o mejor que la de Weimar? ¿Cómo hacer para que las historias de nuestros jóvenes de Colombia y el mundo estén llenas realizaciones y sus vidas enmarcadas por la felicidad?

Bueno, aparte de orar como dice mi jefe cada vez que estamos en dificultades, debemos encontrar caminos. El socialismo fracasó como se evidencia en Venezuela y Cuba y el capitalismo hace metástasis. Esta semana, un gran intelectual de Colombia me contaba còmo un grupo de pensadores franceses se están preparando para la caída definitiva de la economía capitalista, volviendo a los principios de subsistencia: al campo. El cooperativismo puede ser la solución como lo fue en el norte antioqueño, de la mano de Jenaro Pérez, o como tratan de hacerle los jóvenes de La Macarena; pero, ¿por qué parece tan difícil un cooperativismo que incluya a todos los colombianos y a todos los ciudadanos del mundo?

Puede leer https://eligiopalacio.com/2015/02/04/colanta-jenaro-perez/

Ese cooperativismo tiene un solo nombre: los impuestos. Sin embargo, la cultura del no pago de los mismos es generalizada. Todos queremos un estado omnipotente, lleno de recursos, que no existe.

Los jóvenes como Yelandris, Reymington y Weimar están aquí, dispuestos a tomarse el mundo. Para ello requieren todo nuestro apoyo y un legado diferente al que parece estamos dejándoles: el de la falta de solidaridad, traducida en un egoísmo sin precedentes. Ese egoísmo hace que rechacemos la posibilidad de dar y nos creamos merecedores de todo, incluyendo el dinero de los demás, vía corrupción. Es nuestra responsabilidad.

ANTES DEL FIN

Para el 21 de noviembre se ha convocado a una gran marcha de protesta contra el gobierno. ¿Cuántos de los inconformes cumplen, oportunamente, con sus obligaciones con el estado?

Puede leer ww.asuntoslegales.com.co/actualidad/las-declaraciones-de-renta-hablan-mucho-mas-de-los-candidatos-2731224

Llegó la época más feliz del año: La Navidad. Todo sobre ella en los siguientes link:

CUENTOS DE NAVIDAD https://eligiopalacio.com/cuentos-de-navidad/

NAVIDAD https://eligiopalacio.com/navidad-2/

Anuncios

CUBA, HIDROITUANGO, CAÑO CRISTALES Y LAS ELECCIONES REGIONALES

CUBA, HIDROITUANGO, CAÑO CRISTALES Y LAS ELECCIONES REGIONALES

Eligio Palacio Roldán

En el año 2012 comencé la aventura de www.eligiopalacio.com, un blog en el que pretendía publicar todas las semanas y he cumplido esa promesa, con muy pocas excepciones. Una de ellas, la más prolongada, la de las últimas semanas como consecuencia de la intensidad de lo vivido y la falta de internet en las vacaciones que acabo de terminar. Una paradoja porque nunca antes había tenido tanto material para publicar y tantas cosas por decir.

Los videos y los análisis se irán publicando poco a poco. Por ahora estas reflexiones:

La Habana es realmente un patrimonio de la humanidad, pero no solo la Habana Vieja, declarada así por la Unesco en 1982, también lo es el sector del centro que se desmorona a la vista de todos en medio del descuido, la pobreza y el desabastecimiento. En La Habana reina el hambre, el vicio del cigarrillo y el ron y la prostitución. También el miedo a ser escuchados, a ser denunciados, a hablar. El sentirse vigilados y presos de un sistema que les brinda educación y salud gratuita: educación sin posibilidades de desarrollo profesional y salud de remedios caseros porque medicinas no hay. La Habana es la prueba del fracaso socialista que soñamos algunos en la década del setenta y que las nuevas generaciones quieren revivir hoy, con una ingenuidad mayor que la de aquellos días. Me decían en voz baja, algunos cubanos, que si en la capital la situación es difícil, es mucho peor en las zonas rurales

Hidroituango será un ícono para las próximas generaciones de antioqueños y colombianos, así como alguna vez lo fue el Túnel de La Quiebra, el Ferrocarril de Antioquia y todas nuestras líneas férreas abandonadas,  con indolencia, por nuestra clase dirigente. La prueba de que los retos se pueden asumir desde la responsabilidad a pesar de las dificultades, siempre buscando el bienestar de las comunidades.

Caño Cristales en particular y el municipio de La Macarena son parajes hermosos que mueven las fibras del alma. En mi caso, sentí otra vez la emoción, hasta derramar lágrimas,  de un día en Ushuaia al observar y palpar la nieve. En el caso de La Macarena hay un significado adicional: Fueron lugares negados a los colombianos por una guerrilla que ha buscado un sistema político similar al de Cuba. Ahora, aquí, una nueva generación de jóvenes  entusiastas transformó la zona en uno de los lugares preferidos por colombianos y extranjeros (Cerca de 15.000 visitantes por año); jóvenes que requieren el apoyo del gobierno  y de todos los colombianos para construir y mantener el paraíso que nos ofrecen. Jóvenes llenos de sueños y de no muchas posibilidades de salir adelante.

De regreso a la realidad me encuentro en una Colombia que en pocos días elegirá sus dirigentes locales. Dirigentes que tienen la obligación de darle la oportunidad a las nuevas generaciones, como a los jóvenes de La Macarena, para salir adelante y que no terminen en los vicios de la sociedad cubana. Para ello, los nuevos gobernantes tienen que tener el talante de quienes, en Empresas Públicas de Medellín, afrontaron el reto de Hidroituango  y, desde luego, derrotar el fantasma de Castro Chavismo que, aunque no soy uribista, siento nos acecha. En Medellín y otras ciudades de Colombia, como en La Habana, en las esquinas, se ofrece vicio y prostitución y muchas gentes, también, pasan hambre.

El próximo domingo, 27 de octubre, se debe votar por los mejores candidatos que encontremos: emprendedores, retadores, cercanos. En especial honestos. De continuar gobernando en medio de la corrupción, se terminará de perder la confianza en el sistema democrático colombiano y el país podría ser otra Cuba. Pero no solo se necesitan excelentes gobernantes, para  construir una Colombia para los muchachos emprendedores de La Macarena y de todo el país, hay que pagar impuestos y entre todos construir el país que nos merecemos. El dinero para hacer obras, generar oportunidades, brindar salud y educación no se genera por arte de magia.

ANTES DEL FIN

Después de mi viaje a Cuba, estoy seguro, jamás votaré por alguien que encarne los ideales del castrochavismo. Y no soy uribista. Creo que Alvaro Uribe y la derecha colombiana, también está en deuda con los colombianos.

En Cuba como en Colombia la corrupción carcome el gobierno y la sociedad. ¿Qué hacemos?

Puede ver:

SOÑAR Y NADA MAS USHUAIA https://eligiopalacio.com/2014/05/15/sonar-y-nada-mas-ushuaia-2/

USHUAIA,  TIERRA DE LAS HADAS  https://eligiopalacio.com/2014/05/16/ushuaia-tierra-de-las-hadas/