BUSCANDO A PAPÁ NOEL

BUSCANDO A PAPÁ NOEL

Con un obra que conmueve al público de todas las edades, en el que se conjugan música, danza, drama y una espectacular escenografía, la Compañía de Galletas Noel presentará, entre el 11 y el 30 de diciembre,  el tradicional Espectáculo de Navidad “BUSCANDO A PAPÁ NOEL”.

En su veintisieteavo aniversario, la compañía busca  dejar entre los 80 mil asistentes, que  pretende asistan este año, el mensaje: “Pon a volar tus sueños y hazlos realidad.”

La Historia:

Lorenzo, un niño que anhela conocer a Papá Noel, se queda dormido en la noche de Navidad y sueña que está “Buscando a Papá Noel” viviendo sorprendentes aventuras en su travesía, acompañado de curiosos personajes y lugares impredecibles con asombrosos sonidos. La historia lleva a las familias y al público presente a vivir un mágico y divertido momento en el que los sueños y la imaginación buscan hacerse realidad.

Las cifras:

  • Aporte social: generación de 160 empleos entre directos e indirectos.
  • NOEL hace realidad este regalo gracias al trabajo conjunto con Pirámides en el Desierto, equipo creativo liderado por Álvaro José Delgado Salazar, aliado de Compañía de Galletas NOEL desde 1988 para la investigación, desarrollo, escritura y montaje del Espectáculo de Navidad.
  • Una presentación exclusiva para 1600 niños de fundaciones sociales.
  • 78 personajes serán interpretados por 30 actores y bailarines, acompañados por 16 niños y 6 músicos profesionales, más el equipo tras-escena y el grupo creativo.
  • Música original creada para esta historia, interpretada en vivo durante las coreografías, por talento 100% nacional.
  • Son cuatro actos con 21 escenas que conforman “Buscando a Papá Noel”.
  • El Espectáculo se realizará en las instalaciones de Compañía de Galletas NOEL, ubicada en la Carrera 52 No. 2 – 38 en Medellín, barrio Guayabal.
  • Ingreso gratuito, entre el 11 y el 30 de diciembre de 2014, con funciones a las 7:00, 8:00 y 9:00 p.m. Los días 24 y 25 de diciembre no hay función.

Para más información sobre el Espectáculo y sus funciones, comunicarse a la línea de atención 018000 51 66 35 o en http://www.noel.com.co

Estas son algunas de las imágenes del espectáculo:

ERA TARDE

ERA TARDE

Eligio Palacio Roldán

El viajero, lo recuerda porque  era el más claro ejemplo de aquel refrán de su madre, bueno, de casi todos los padres de familia, en todos los tiempos, cuando echan cantaleta: “Árbol que nace torcido, jamás se endereza”.

Su presencia fue notoria, tan solo,  a los meses de haber nacido, quizás años; unos decían que no era visible, otros que era muy raquítico y feo; no se sabe, lo cierto es que fue pisoteado muchas veces, tantas, que los más grandes lo miraban: algunos con lástima, otros con burla y los demás con desprecio.

Se torció a muy corta edad y aunque hizo muchos esfuerzos, por enderezarse, no lo logró; nunca se le vio ni el esplendor, ni la alegría de los otros, siempre estuvo desarropado, triste, melancólico; algunos quisieron ayudarle y algo lograron, no mucho; jamás pudo igualar a los demás, que miraba siempre desde abajo, con una mezcla de desesperanza y envidia. Las gentes no le auguraban ningún futuro; que no era normal, decían.

Un día, pasados muchos años, sintió un dolor muy grande; era un desprendimiento que cambiaría su existencia, para siempre. De repente, se vio en un lugar lleno de luces, tantas que no le permitían diferenciar los días y las tinieblas; en su vida solo sabía de los fuegos fatuos, que cruzaban el firmamento, en las noches sin luna.

Y entonces, de ser aquel a quien solo se le prestaba atención para maltratarle, pasó a ser el centro de atracción de la familia; todos se reunían a su alrededor, lo vestían con las mejores galas, le cantaban e incluso hasta le oraban. Esa fue la época más feliz de su existencia; pero la alegrías tan solo son instantes fugaces, mientras las tristezas son eternas.

Una noche todos los integrantes de la familia amanecieron a su alrededor; al comienzo era alegría y fiesta, solo se escuchaban risas, aplausos y felicitaciones, pero con el transcurrir de las horas el ambiente se volvió tenso; algunos discutieron, se pelearon y se marcharon de la casa, con la promesa de no volver jamás. Desde entonces, su vida  fue peor que antes, permaneció  olvidado en un rincón de la casa. Ya la existencia no giraba a su alrededor, ya no habían luces, ni reconocimiento, tan solo algunas miradas de “lástima, burla o desprecio”.

Una mañana de enero fue expulsado de la casa sin saber que allí, en la sala, en las escalas,  iban quedando, regados, retazos de su vida.

Fue arrastrado por las calles solitarias del pueblo; los niños, como en su infancia,  lo pisoteaban y se reían, mientras él se iba haciendo pedazos. Ahora no lloraba, no sufría, no aspiraba a ser como los otros; comprendía que el comienzo y el fin no existen, que son solo una ilusión, que después de un tiempo todo vuelve a su estado natural, que no vale la pena luchar por lo efímero; pero, ahora, ya era tarde, iba a descansar para siempre, como lo hacen los demás chamizos de Navidad.

LA META

LA META
Eligio Palacio Roldán
“mas la meta no está en esta tierra,
 es un cielo que está más allá.”

Esta melancólica canción de las misas de infancia quizás me hicieron asociar la palabra meta con imposible; también las mágicas trasmisiones, de la radio colombiana, donde se narraban los esfuerzos sobrehumanos de los ciclistas tras la meta, en cada una de las etapas de la Vuelta a Colombia y más tarde, en la escuela, las infinitas competencias de atletismo en donde nunca pude lograr llegar a la ansiada línea blanca, que daba por terminada la competencia.

Quizás por esa sinonimia de meta e imposible, en mi inconsciente, solo me he trazado, a conciencia,  una en la vida; me han impuesto muchas, claro, y no cumplí ninguna hasta que un día, hace casi seis años, me retaron a ser jefe en la organización para la que trabajo, hace 24 años.

Hace algo más de un mes, un exjefe me decía, alabándome: “es que usted es un cumple metas” y si, ahora sí, lo soy desde que soy jefe, siempre las he cumplido por imposibles que parezcan.

Hoy me decía una extraordinaria mujer, a la que entrevistaba, que “si hay un verdadero deseo, la meta siempre se cumple”

La Real Academia de la Lengua Española,  define la palabra meta como Fin a que se dirigen las acciones o deseos de alguien”.

Si unimos estos elementos, es claro que si hay un verdadero deseo y se emprenden las acciones necesarias para alcanzarla, la meta siempre se logra.

Pues bien, hoy he cumplido la única meta personal que me he trazado conscientemente (mis muchos otros logros, quizás, obedecen a metas inconscientes), las cien mil visitas a www.eligiopalacio.com; lo hice 49 días antes del plazo fijado, 31 de diciembre de 2014. Esta meta se cumple por mi trabajo permanente durante 26 meses y la permanente promoción del producto en todos los escenarios, promoción excesiva para algunos pero fructífera para mí y, obviamente, por el interés de los lectores.

Un conteo de las visitas, sin tener en cuenta LO MEJOR DEL DOMINGO, que se suma por cada una de las ediciones, muestra que el mayor número de clics se hizo sobre   ¿POR QUÉ NO COMPRÉ EN EL EDIFICIO SPACE? http://wp.me/p2LJK4-A3, con 8.439, el segundo puesto lo ocupó SUR VERDE http://wp.me/p2LJK4-Kg, 2719, y el tercero RESTOS DE UNA TRAGEDIA -DON MATÍAS (ANTIOQUIA) http://wp.me/p2LJK4-168; es decir, al blog se ingresó mayoritariamente a leer sobre tragedias y sobre telenovelas.

Las columnas de opinión más leídas fueron MEDELLIN ILEGAL http://wp.me/p2LJK4-UU y MEDELL IN  IN SOSTENIBLE  http://wp.me/p2LJK4-ME; en Historias Debidas, el rey sigue siendo DON CARLOS, EL ELECTRICISTA http://wp.me/p2LJK4-n2; en videos LA MUJER DEL AHOGADO (VIDEO) http://wp.me/p2LJK4-13e y en cuentos ESPERANDO LA MUERTE http://wp.me/p2LJK4-XD.

Han sido, entre otros, 28 cuentos de El Viajero, 64 columnas de opinión, 20 videos y 18 Historias Debidas; también, cientos de horas de trabajo, infinidad de fotografías, de historias escuchadas y miles de líneas leídas; la historia que nunca creí escribir SANDRA PIAROLO http://wp.me/p2LJK4-pE.

Muchas gracias a los lectores que con sus aplausos nos entusiasman, que con sus críticas nos cuestionan y que con su curiosidad nos aumentan el número de visitantes; independientemente del concepto de cada lector lo más importante, para mí, es el cariño que he dedicado a esta página y la posibilidad de enviar mis pensamientos y sentires al aire.

ANTES DEL FIN

Lo mejor de www.eligiopalacio.com está en NAVIDAD http://wp.me/P2LJK4-7p