ARELYS HENAO LA TELENOVELA

ARELYS HENAO LA TELENOVELA

Eligio Palacio Roldán

Solo comparable con la adrenalina que generan novelas como El Sultán (Turquía) o Xica Da Silva (Brasil) fue la que despertó en este televidente los primeros capítulos de Arelys Henao, la telenovela de Caracol Televisión inspirada en la vida de la cantante de música popular.

El suspenso, el terror, el dolor y la delicia del lenguaje y el acento paisa irrumpieron en la pantalla chica narrando la cruda realidad del drama colombiano: el desplazamiento forzado de campesinos como consecuencia de la violencia de los grupos armados al margen de la Ley, en una obra con excelentes libretos de Héctor Rodríguez Cuéllar que lo llevará a la lista de los mejores y la dirección de Liliana Bocanegra con amplia experiencia en la televisión nacional.

La telenovela cuenta con actores con no mucha figuración en la televisión nacional pero sus actuaciones son de antología. A manera de ejemplo, entre otras, la de Jim Muñoz (Fabián) en la toma Guerrillera del municipio de Liborina tratando de proteger a la familia de Arelys, su pánico era verosímil, real, auténtico, involucraba al televidente; la de Sebastián Giraldo (Fernando) en su primera cita de amor; o la simple mirada fría y siniestra de Anderson Ballesteros (Patoco). Impactantes, también, los demás personajes y Mariana Gómez con una belleza, carisma, dulzura y naturalidad que recuerda a Margarita Rosa de Francisco en su papel de Gaviota en Café con Aroma de Mujer. Fuera de concurso, como siempre, la de Yury Vargas (Yazmin).

Al ver una telenovela tan impactante, sobre un personaje que conozco poco y sobre el cual no tenía mayores expectativas, me pregunto por qué la televisión colombiana no se arriesga a representar la tragedia del país para mayor y mejor entendimiento de nuestra historia reciente y digo tragedia más allá de la del narcotráfico. Que sepa con éste son dos intentos contundentes, refrescantes y enriquecedores, el primero fue La Niña.

Y es que más allá del drama del desplazamiento, la telenovela, es una voz de esperanza para quienes luchan día a día por salir de la pobreza y ocupar un lugar en la sociedad derrotando el estigma de la pobreza, la discriminación por sexo, raza, aspecto físico, origen o clase social.  

En buena hora llegó esta obra a la televisión colombiana, precisamente en un año electoral donde sería positivo comprender las realidades de los colombianos más allá de nuestras propias narices y con base en ella elegir los mejores gobernantes.

ANTES DEL FIN

Todo indica que la pandemia del Covid-19 llega a su fin después de dos años de parálisis en el mundo entero. Se espera que éste sea el preámbulo de la recuperación económica, mental y social de las naciones del mundo, ojalá si haya dejado enseñanzas transformadoras en la sociedad. Muy duro les tocó a los gobernantes de los Tiempos del Coronavirus.

Triste la situación de la «Coalisión de la Esperanza» en Colombia, ¿a quién le estará haciendo favores Ingrid Betancourt? ¿A Petro, a Santos o a ambos?

LA NOCTURNA, LA TELENOVELA DEBIDA

LA NOCTURNA, LA TELENOVELA DEBIDA

Lecciones de vida, de crecimiento personal, de persistencia, de ética en un país donde la corrupción la borró de la estructura social

Eligio Palacio Roldán

Pocas cosas generan mayor identificación, cariño y nostalgia que el universo de un centro educativo, llámese escuela, colegio o universidad. Es después del hogar el sitio donde se pasa gran parte de la vida, al igual que en el trabajo. La diferencia es que en el primero se generan la mayor parte de proyectos y sueños de la existencia. No en vano son el referente de reuniones sociales y motivo de risas y lágrimas, máxime cuando se tienen tragos encima. Este hecho hace que ese espacio sea el escenario ideal para generar historias para la literatura y para los medios audiovisuales.

En Colombia son de antología seriados como Décimo Grado, De Pies a Cabeza  y Francisco el Matemático, entre otros. Ahora lo será La Nocturna.

Con libretos de Ana María Parra y Diego Vivanco, pareja exitosa con Francisco el Matemático en 2003, y codirección de Andrés Marroquín (De Pies a cabeza, década del 90), la serie reúne en un centro educativo nocturno una serie de personajes de todos los estratos de la sociedad, con los conflictos propios de la gente común y corriente, del ser humano.

En cada capítulo se desarrollan historias cargadas de sentimiento. Después de un día lleno de dificultades, luchas y retos, que generan emociones de todo tipo, los personajes se reúnen en La Nocturna, la Universidad Graham, en la búsqueda de un mejor porvenir, al tiempo que lidian con las dificultades propias  de la existencia. Las clases son también excelentes lecciones de vida, de crecimiento personal, de persistencia, de ética en un país donde la corrupción la borró de la estructura social. Son clases de emprendimiento empresarial, pero sobre todo vital.

Con historias bien definidas, diálogos profundos, que por momentos recuerdan las obras de Bernardo Romero, una adecuada producción y unas magistrales actuaciones, La Nocturna será sin duda un clásico de la televisión colombiana. En ocasiones recuerda, también, la telenovela Pecados Capitales aunque con mayor drama.

Los maravillosos y variados universos de los personajes hacen que se generen identificaciones con uno u otro, mientras sus historias se desarrollan llegando a límites de drama, alegría y tristeza que llevan al televidente a sentir las mismas pasiones. Las historias son de una intensidad constante.

Dan cátedra de actuación, entre otros, Jimena Durán-Muriel, Yury Vargas-Ingrid, Jimmy Vásquez-Faber, Marcela Carvajal-Esther y Ernesto Ballen-Germán,

En este momento la historia que más me conmueve es la de Muriel, una mujer cuyo motor de vida es la dependencia; dependencia de sexo, alcohol y búsqueda de amor. También, por su inocencia y ternura, la de amor entre Faber e Ingrid.

La novela muestra el drama cotidiano de lo que significa vivir y cómo para ser feliz no basta con ser buena persona, ni tener las mejores intenciones, La telenovela es una escuela de la vida donde, a través del drama, se desnuda la fragilidad del ser humano, generada por las conductas aprendidas generalmente en la infancia.

Si se reclama buena televisión, es hora de ver La Nocturna. Si la pantalla chica está plagada de programas que no se deben ver, incluidos los noticieros, ésta es una novela debida, debida para el ser humano que batalla, sufre y sonríe.

ANTES DEL FIN

Mis trinos nocturnos

Huy… que historia la de #Muriel… Qué diálogos #LaNocturna

#LaNocturna Doña Pilar. La mayor decepción de la existencia

#LaNocturna hermosos Faber-Ingrid. Cuando la bondad no alcanza para ser feliz.

Y hoy el turno es para #Muriel, que bella triste historia, que gran actuación #LaNocturna difícil alguna obra mejor construida.

#LaNocturna los hermosos conflictos de la existencia, donde todos estamos llenos de razones para no entendernos. Buena televisión

#LaNocturna CONMOVEDORA. Actuación @jimmyvasquezart@yurivargask de antología. Lo mejor en Tv colombiana en años

La adulta ternura  de #LaNocturna

#LaNocturna Muy buena novela. Será un éxito