Etiqueta: Elecciones

LOS PERIODISTAS, OTROS ÍDOLOS VUELTOS TRIZAS

LOS PERIODISTAS, OTROS ÍDOLOS VUELTOS TRIZAS

Eligio Palacio Roldán

Ya resultan obvias las columnas, claros los objetivos, innegables los enemigos contra los que se escribe y los amigos a quienes se protege.

RADIO MAMA

Los primeros ídolos de mi existencia y quizás los últimos fueron los periodistas. Son las consecuencias de los sonidos de la infancia campesina alrededor de un radio. Esas voces mágicas que salían de un aparato rectangular hicieron surgir los primeros sueños y fantasías que se cristalizarían con el transcurso de los años.

Puede leer GRATITUD https://eligiopalacio.com/2012/12/07/gratitud/

Siempre he dicho y escrito que la objetividad es un imposible y por eso no la tengo ni se la exijo a nadie y en ese nadie se incluyen, desde luego, mis colegas periodistas. Pero una cosa es la carencia de objetividad y otra la mala intención y el juego de intereses. Y es que, los periodistas, de “prestigio”, se han convertido en pequeños reyezuelos que pretenden decidir sobre el destino de cada uno de los habitantes de su reino y para ello, en varias ocasiones, manipulan la información.

Algunos periodistas, que se creen dueños de la verdad, no verifican la información o guardan silencio si no va con sus intereses mientras que buscan presuntas pruebas, muchas veces traídas de los cabellos, para demostrar lo que esté de acuerdo con sus intereses o de quienes les pagan. Porque para subsistir muchos tienen que vender sus principios a los mejores postores, casi siempre a los gobernantes de turno quienes tienen en su poder los pocos medios de comunicación con que cuenta el país. Es por ello que en tiempos de elecciones los ánimos se crispan y los informes se vuelven más tendenciosos: se trabaja por la reelección en el cargo de director de noticiero o gerente del canal, en la próxima administración.

Es así entonces como los periodistas y el periodismo se constituyen en punta de lanza de los políticos para lograr sus objetivos electorales, a través de la manipulación de los mismos amenazando sus intereses económicos. Situación que se hace más peligrosa cuando los periodistas no son los medios para la manipulación sino que son ellos mismos quienes manipulan por sus propios intereses, protagonizando la polarización que enfrenta al país entero. Ya resultan obvias las columnas, claros los objetivos, innegables los enemigos contra los que se escribe y los amigos a quienes se protege. Y ante este panorama no queda otra opción de huir de tanta información direccionada y refugiarse en el remolino envolvente y sin dirección de las redes sociales. .

Dos ejemplos:

  1. El matoneo del que fue objeto la Ministra de Transporte, Angela María Orozco, en el caso de la banca en el caso Odebrecht. Todos los periodistas de la mañana la condenaron sin casi dejarla hablar, sin contemplar alguna posibilidad de que tuviese razón. Los periodistas hicieron de jueces y acudieron al “Estado de Opinión”, que tanto critican, para forzar su retiro del cargo.
  2. La columna de Daniel Coronell, en la revista Semana, donde se tergiversa una conversación entre el expresidente Uribe Vélez y Sergio Araujo. Bueno, casi todas las columnas de ese periodista

ANTES DEL FIN

Enriquece y enaltece el corazón ver como se hace empresa en Colombia. Hoy quiero felicitar a CARUQUIA SAS ESP.

Llegaron las elecciones cargadas de candidatos para casi todos los gustos: ¿Democracia o ausencia de partidos fuertes? Serán pobres victorias por pocos votos y con escasos apoyos. ¿Y la gobernabilidad?

Ya llega otra navidad. Nuestras calles se visten de colores y una fiesta sucede a otra. Parece ser cierto que somos el país más feliz del mundo.

Anuncios

ELECCIONES, 48 AÑOS DESPUÉS… ¿SERÁN LA REVANCHA DE LOS SEGUIDORES DE ROJAS PINILLA?

ELECCIONES, 48 AÑOS DESPUÉS… ¿SERÁN LA REVANCHA DE LOS SEGUIDORES DE ROJAS PINILLA?

Eligio Palacio Roldán

Fue solo hasta 1970 cuando el General Gustavo Rojas Pinilla tuvo la oportunidad de saldar una vieja rencilla con la clase política colombiana. En ese entonces estuvo a punto de llegar a la presidencia de la república en una reñida competencia con el candidato, de la clase política tradicional, Misael Pastrana Borrero.

La historia había comenzado en 1953 cuando el General derrocó al presidente Laureano Gómez y asumió la presidencia hasta 1957. En ese entonces, tuvo que ceder el mando a una Junta Militar que daría paso al Frente Nacional, una alternancia en el poder entre liberales y conservadores que, con el tiempo, desfiguraría las dos ideologías.

El 19 de abril de 1970, Rojas Pinilla, habría ganado las elecciones cuyo escrutinio fue suspendido por el gobierno de Carlos Lleras, hasta el día siguiente, para dar como ganador al candidato Pastrana.

En 1974 nació el M19, movimiento guerrillero originado en el descontento producido por la ilegitimidad de las elecciones del 19 de abril de 1970: Lo integraron y lideraron, entre otros,  algunos dirigentes de la ANAPO, partido de Rojas Pinilla.

Fue en 1977, cuando el hoy candidato a la presidencia Gustavo Petro, se hizo unió a los insurgentes del M19. En 1984 entró en la clandestinidad y en 1985 fue torturado y llevado a la cárcel, durante dos años. Luego fue liberado y permaneció en la ilegalidad hasta que el gobierno de Virgilio Barco firmara la paz, con el movimiento insurgente, en 1990, para dar paso a la Constituyente de 1991.

Hoy, 48 años después de las elecciones que dieron origen al M19, la situación política es muy similar a la de ese año electoral. Otra vez, se enfrenta un candidato populista, que ya se puede calificar de caudillo, como el General Rojas, Gustavo Petro. Otra vez, como en el 70, toda la clase política tradicional, el mismo Frente Nacional de entonces, liberales y conservadores, se unen para tratar de detener al candidato de las mayorías silenciosas, generalmente de clase humilde, opuestas a los políticos tradicionales. Y, otra vez, los radicales de izquierda y derecha polarizan al país cargados de promesas y acusaciones mutuas.

No obstante, hay algunas diferencias entre la campaña electoral de 1970 y la de hoy. En ese entonces el presidente, Carlos Lleras Restrepo, tenía un amplio respaldo de la población y apoyaba al candidato de la clase política tradicional; el de ahora, Juan Manuel Santos, quien arrastra los índices más bajos de popularidad de la historia presidencial, desde que existen mediciones, respalda al candidato de la oposición, en lo que se podría constituir en una traición a la clase social que lo vio crecer y lo hizo presidente de Colombia.

De ganar Petro, las próximas elecciones del 17 de junio, sería la revancha de los seguidores de Rojas Pinilla que vieron frustrada su aspiración presidencial hace 48 años. De perder, podría ser el nacimiento de otro movimiento insurgente. Y si pierde Duque, ¿podría nacer una insurgencia de derecha?

Muchas cosas se juegan en las próximas elecciones: el futuro de Colombia y los colombianos. Es necesario pensar el voto en presente y en futuro. El pasado ya es historia.

ANTES DEL FIN

Todo parece indicar que los jóvenes y los intelectuales apoyan a Petro, también uno que otro viejito “mamerto” de la izquierda tradicional colombiana; ¿Será que pueden los sueños inocentes contra el pragmatismo de la sociedad colombiana, derechizada por el peso de la historia de las guerrillas y el incierto presente y futuro de Venezuela?

¿POR QUIEN VOTAR?

¿POR QUIEN VOTAR?

Eligio Palacio Roldán

Nunca he sido uribista y creo nunca lo seré. Incluso no lo era cuando las gentes parecían desmayar ante su presencia, cuando los periodistas por convicción u oportunismo lo adulaban, cuando tenía el mundo a sus pies. Tampoco lo seré ahora y creo que jamás. La única forma sería que, Alvaro Uribe, cambiara su forma de estar en la política y emprendiera una verdadera cruzada en la lucha contra la corrupción, en Colombia, lucha que jamás dará porque nació, creció y ha vivido en sus entrañas, como casi todos los políticos colombianos.

En los años de su presidencia, cuando no soportaba la soberbia y la doble moral con que manejaba su gobierno, no desaprovechaba oportunidad para criticarlo. Un fin de semana, fui invitado por una amiga donde su familia, a uno de nuestros pueblos olvidados. El padre hablaba conmovido sobre los secuestros, en los que fue víctima de las Farc, de cómo había tenido que ceder a los violentos hasta que había llegado Uribe para salvarlo a él, su familia y a los habitantes de la zona, al país. Esa noche no tuve más remedio que escuchar y guardar mis opiniones.

El cuento viene a colación porque creo, hoy más que nunca, en el dicho popular “Cada uno habla de la fiesta según le vaya” (obvio, en la fiesta hay que tener principios). Y así como la familia de mi amiga tiene mucho que agradecerle a Uribe, algunos otros que conozco les sucede lo mismo con Petro e incluso con algún candidato de las Farc.

Si actuamos a conciencia, con sentido de Patria, seguramente encontraremos quien satisfaga nuestras expectativas. Pero más importante, es aceptar la diferencia en la percepción de los ciudadanos sobre los candidatos y las decisiones sobre votar por uno u otro. Nadie está obligado a pensar y sentir como uno y Colombia se enfrenta a un problema que parecía superado: la polarización política, el odio entre contrarios y hacia líderes de los diferentes partidos. La violencia política.

Para el Senado, hace mucho tiempo, descubrí un candidato que no me ha defraudado. Es Jorge Enrique Robledo del Polo Democrático que, aunque suele caer en las exageraciones típicas de la izquierda, ha hecho un trabajo digno, concienzudo y documentado, en la oposición. También lo ha hecho Uribe, durante estos cuatro años, por eso ambos son importantes en el Congreso. Por Robledo jamás votaría como candidato a la presidencia. Para la Cámara, aún, busco a quien ayudar a elegir el próximo domingo.

En las consultas internas de los partidos políticos votaré por Marta Lucía Ramírez. Es inteligente, decente, eficiente, honesta. Es hora de que Colombia tenga una mujer en el primer cargo de la nación. (Ver ¿MARTA LUCÍA A LA SEGUNDA VUELTA? https://eligiopalacio.com/2017/11/30/10227/)

ANTES DEL FIN

La situación electoral es complicada y la abstención parece romperá récord el próximo domingo. Me contaban amigos proselitistas que, en esta campaña, han tenido que soportar cientos de improperios. La situación es grave no solo para Petro, Uribe o las Farc. La gente no soporta a la clase política. Quienes resulten elegidos tendrán que dar un giro en la forma de conducir al país. De lo contrario, la democracia en Colombia correrá un grave peligro.

Es hora de votar a conciencia y no por un tamal o $50.000.

Ver MI PATRIA CORRUPTA https://eligiopalacio.com/2013/10/08/mi-patria-corrupta/

TERMINAR UN AÑO…

TERMINAR UN AÑO…

Eligio Palacio Roldán

Un año es tan solo una convención de medida del tiempo, así como se utiliza el metro, el gramo, el litro, por ejemplo, para medir otras dimensiones. Fue adoptada por el hombre mucho antes de la era cristiana. Al comienzo utilizaban las fases de la luna (Año 8000 AC) y luego el giro completo de la tierra alrededor del sol (Año 3000 AC) (Ver https://es.wikipedia.org/wiki/Calendario).

Esta medida del tiempo se utiliza en general para cuantificar las etapas de la existencia de los seres vivos: germinación, nacimiento, niñez, juventud, edad adulta, vejez y muerte. En cada una de esas etapas hay decenas de subetapas similares. Es decir: cada proyecto de vida tiene similitud con las medidas del tiempo de nuestra permanencia en la tierra.

A pesar de que el fin de año y el comienzo de uno nuevo sea una marca de una simple medición, y que en realidad poco o nada varíe en la propia  existencia, están cargados de simbolismos en casi todas las culturas; por ello se consultan con mayor frecuencia y ansiedad los horóscopos, el tarot  y en general la suerte y se recibe el cambio de medida del tiempo con toda clase de agüeros.

Nada ocurre pues con un cambio de año, mes o día; tan solo el envejecimiento que comienza al momento de nacer y termina cuando los órganos dejan de cumplir sus funciones, por el desgaste natural del cuerpo en su interactuar cotidiano con la vida.

Son entonces poco útiles las medidas del tiempo y son solo un referente histórico y digamos una medida de la decadencia de los seres vivos y también de los inertes y, claro, del planeta que habitamos.   No obstante estos cambios de periodicidad sirven en muchas ocasiones para hacer una reflexión sobre los aconteceres de los días que se fueron, en el lapso de tiempo de un año y, pensaría yo, un muy buen momento para concretar soluciones a las dificultades diarias de la existencia, haciendo uso de otros tiempos como los llamados Tiempos Lógicos del Sicoanálisis: Tiempo de ver, tiempo de comprender y tiempo de concluir.

Haciendo un recuento detenido, pausado, reflexivo se puede ver lo que simplemente pasó como una ráfaga, como un soplo de vida. Con un análisis serio se puede llegar a comprender  y, a partir de ahí, concluir y tomar decisiones y acciones para un bien estar en el lapso de tiempo que nos quede para habitar este planeta.

Es tiempo de ver, comprender, concluir y agradecer a los visitantes de www.eligiopalacio.com. Gracias por su compañía, por sus elogios, pero sobre todo por atreverse a criticar lo que aquí se expresa. De eso se trata, de lograr leer con perspectiva crítica, con respeto y exponiendo los propios puntos de vista.

ANTES DEL FIN

Va siendo el tiempo para ver, comprender y concluir a quien brindar el apoyo en las próximas elecciones. Hay que decidir y tratar de no dejar el futuro de Colombia en manos de los mismos corruptos de siempre.

Que el nuevo lapso de tiempo, que se llamará 2018, esté lleno de buenas cosas para los visitantes de este blog, sus familias y sus amigos. Si cada uno de los núcleos está bien, Colombia y el mundo también lo estarán.

Feliz año

LAS CONTRADICCIONES DEL CANDIDATO LUIS PÉREZ

LAS CONTRADICCIONES DEL CANDIDATO LUIS PÉREZ
Eligio Palacio Roldán

Siempre se ha dicho que en los políticos no se puede confiar: que son mentirosos, que no les importa vender su alma al diablo, que engañan con el único fin de lograr sus ambiciones.

Lo que no se había visto nunca era que un candidato se contradijera en tan solo unos minutos y a unos pocos pasos de distancia, los mismos que separan dos directorios políticos en el pequeño municipio de Entrerríos, al norte de Medellín.  El protagonista, en este caso, fue el candidato a la Gobernación de Antioquia, Luis Pérez Gutierrez.

Estas fueron las palabras del candidato en el directorio político del exdirigente liberal Jairo Ruiz Tamayo:

“Saben ustedes que siento muchísmo muchisimo afecto,  afecto que nace de una gran relación que he tenido con el doctor, Jairo, toda la vida

Comparto con el mi preocupación por los partidos, la política es una ruleta,  a mi  hace cuatro años tampoco me quiso el  partido liberal dar el val y yo también como él solicité que yo haría una consulta interna con Anibal Gaviria para ver quien quedaba pero les daba miedo porque si en Medellín yo hubiera ganado y el doctor Jairo también habría barrido cualquier consulta..

Pero la garra de un político se ve cuando no se disminuye ante los problemas. Ustedes vieron que en Medellín sacaron algunos sectores económicos  a Liliana Rendón del juego y a pesar de que ella es una mujer muy valiente, uno siente que estaba con muy malos pilares porque a uno que le hagan así y lo tiren a un lado y lo dejen ennoviado eso muestra que uno estaba muy muy mal preparado para afrontar la política

Aquí veo por ejemplo al doctor Jairo que quien perdió fue el partido Liberal. Yo no tengo otro tipo de comentario que hacer sino que el perjudicado aquí es el partido liberal. Igual  ocurrió  en Medellín, yo también me enfrenté con firmas, es una cosa costosísima, las pólizas, a mi me tocó firmar una póliza de 240 millones de pesos, eso es impresionante. Pero esa es la forma de tratar de sacarlo a uno a un lado y lo mejor es luchar  y me parece que sacar un triunfo más luchado puede ser mucho más agradable, es mucho más satisfactorio que es lo que yo creo que Jairo va a tener,  va a hacer una alcaldía mejor y va a poder sentarse a esperar que los liberales lo vengan a buscar como alcalde a partir del 25 de octubre…”

(Ver video https://www.facebook.com/jairo.ruiz.1293575?fref=ts)

En el facebook del candidato,  a la alcaldía de Entrerríos, se tiene:

“Con mi gran amigo LUIS PÉREZ seguro Gobernador de Antioquia en nuestra sede, PENSANDO EN GRANDE por Entrerrios y Antioquia!”

JAIRO RUIZ UNO

JAIRO RUIZ

En el facebook de la candidata liberal a la alcaldía de Entrerríos, Diana Teresa Maya Arango, se visualiza:

“Hoy recibimos la visita del Doctor Luis Pérez Gutierrez, candidato a la Gobernación de Antioquia, quien compartió con nosotros sus propuestas y anhelos para Antioquia; así mismo, nosotros le manifestamos nuestras propuestas para el desarrollo de Entrerríos las cuales fueron escuchadas y con las que se comprometió.”

DIANA TERESA

ANTES DEL FIN

¿A cuál de los dos candidatos estará engañando Luis Pérez?

¿No está de acuerdo Luis Pérez con el otorgamiento de avales por parte del partido que representa?

¿Los políticos ignoran que existen las redes sociales?

¿Generarán alguna credibilidad las palabras de los políticos?

¿Recuperarán los políticos su credibilidad?, ¿podrán ser coherentes alguna vez?