Archivos mensuales: junio 2016

EL FINAL DE LAS TELENOVELAS

EL FINAL DE LAS TELENOVELAS

Eligio Palacio Roldán

Siempre he pensado y he dicho que la radio renunció a las radionovelas por miedo a la televisión y no porque el género no pudiera ofrecer mucho más, a su cautiva audiencia. Primero lo hizo Caracol a finales de la década del 70. Luego, imitando como siempre, lo hizo RCN y Todelar las dejó languidecer cuando la cadena se vino a menos. Es como si las novelas escritas hubiesen sucumbido a la misma radio, a la televisión o al cine.

Pues bien, lo que pasó con la radionovela está sucediendo con la telenovela en Colombia. La están enterrando por su industrialización y por miedo a las nuevas propuestas en internet y/o a Netflix.

La telenovela y la televisión llegó a mi vida en 1969 con Candó, de Bernardo Romero Pereiro y las actuaciones de Alcira Rodríguez, Yudy Henríquez y Julio Cesar Luna, entre otros. Una hermana había llegado de estudiar en Medellín y no quería perderse su final. A eso de las 9 de la noche fuimos hasta cerca del pueblo para ver la telenovela, creo que en el final había un incendio que me conmovió. Luego ese incendio se hizo realidad (Ver CENIZAS https://eligiopalacio.com/2013/03/08/cenizas-2/)

Después llegó Simplemente María, la telenovela más exitosa en la historia de la Televisión peruana, con Saby Kamalich,  y una fijación infantil por el momento en que en la historia transcurrieron los años en un sinfín de nostalgia.

En las década del setenta la televisión colombiana fue conquistada por su similar de Venezuela de la mano de la escritora Delia Fiallo y de los actores Lupita Ferrer y José Bardina (Esmeralda, María Teresa, etc.). En la televisión nacional Una Vida para Amarte, Destino la Ciudad, La Ciudad Grita, La María y tantas otras.

Después se tuvo el privilegio de ver en las pantallas La Mala Hora de García Márquez y otras obras de la narrativa latinoamericana como Gracias por El Fuego y La Tía Julia y El Escribidor. Llegaron a nuestra televisión grandes escritores del género como Julio Jimenez (La Abuela, El Caballero de Rauzán, Los Cuervos, El Hijo de Ruth y muchas más) y Marta Bossio de Martínez (La Mala Hierba, Gallito Ramírez, Pero Sigo Siendo El Rey, La Casa de las dos Palmas) y después Fernado Gaitán (Yo soy Betty la Fea, Café y muchas más) y Mónica Agudelo (Señora Isabel, Hombres, La Hija del Mariachi, entre otras). Otros autores importantes como los Mauricios Navas y Miranda, Adriana Suárez y otros más que se me escapan han hecho las delicias de los televidentes colombianos.

Todo lo expuesto y los éxitos alcanzados tienen un factor en común: han sido obras de autor, obras que cuentan historias novedosas y creíbles a pesar de la fantasía propia del género.

En desarrollo de esa misma televisión surgió, también, la telenovela industrial. Este género ha visto su esplendor de la mano de dos libretistas: Dago Gracia y Luis Felipe Salamanca. ¿Qué obra memorable han tenido?, bueno una y solo de Garcia: La Saga, Negocio de Familia. El resto, una mezcla de Sábados Felices y de historias que de lejos se ven fabricadas. Historias que tratan de encontrar su nicho, que tratan de gustar. Muy light.

Y la telenovela industrial no es mala per se. Lo malo es que todas sean de ese género. A la telenovela le pasó lo que a los almuerzos de los restaurantes industriales: No tienen sabor. Y obvio, cansaron a los televidentes que se fueron a buscar otras posibilidades de entretenimiento.

Caracol y RCN tratando de ganar audiencia creyeron que la solución eran las miniseries. Parecen ignorar que son géneros diferentes y que una miniserie no es para ver, en capítulos diarios, como una telenovela y que siendo semanales ya habían sido exitosas en Colombia (El Cuento del Domingo, Teatro Popular Caracol, Señora Isabel, Amar y Vivir, etc).

Obviamente, la solución no está en producir miniseries al estilo telenovela. No, la solución al problema de audiencia de la televisión colombiana está en volver a las novelas de autor y abandonar las industriales.

La demostración a esta teoría está en el éxito de las novelas turcas en Colombia y en el mundo: Las Mil y Una Noches, Fatmagül, Sila, Esposa joven.

ANTES DEL FIN

Dicen que Fernando Gaitán escribirá una nueva telenovela: La estamos esperando.

EL VIAJERO https://eligiopalacio.com/el-viajero/ y sus VIDEOS https://eligiopalacio.com/videos/ son restos de la vida, de las radionovelas y las telenovelas que eh visto.

 

Anuncios

NORMAN CARDONA RAMIREZ, EL ARTISTA

cropped-portada2.jpg

NORMAN CARDONA RAMIREZ, EL ARTISTA

Eligio Palacio Roldán

  • Una ceremonia litúrgica debería ser un constante aplauso a la idea de Dios, a la naturaleza, a la forma.
  • El artista desde que conciba la obra está haciendo algo sagrado, allí hay mucho espíritu.
  • Uno no es un Dios y todos nos equivocamos.
  • La esencia de las ciudades está es en los pueblos.

Quienes celebran, conmemoran o viven las ceremonias religiosas –Semana Santa y Navidad, especialmente- se sorprenden por el arte, la creatividad y la imponencia de algunos altares religiosos. Un caso evidente es el del municipio de Entrerríos- Antioquia, 60 kms al norte de Medellín. Allí, de la mano del Padre Ernesto Gómez Echeverri, un sacerdote católico muy apreciado por la comunidad, el artista Norman Cardona Ramírez sorprende en cada ocasión a los pobladores y a los cada vez más frecuentes visitantes.

Cardona Ramírez, nació en el municipio de Argelia pero su trasegar lo ha llevado por varios pueblos del departamento. En 2001 se radicó en Ituango donde laboró como director de la Casa de la Cultura, por cuatro años, y después comenzó a restaurar imágenes y a diseñar interiores, exteriores y zonas verdes en iglesias y en residencias y otros recintos. Todo alrededor del arte, la arquitectura, la decoración y el diseño.

¿Cuándo comienza en el arte religioso y por qué?

Desde muy pequeño me incliné por lo religioso pero fue solo después de concluir los estudios en la universidad que decidí comenzar a diseñar altares de capillas, de templos y me fui entregando a este arte. En Ituango inicié con una capilla en el casco urbano y en varias veredas. De allí pasamos a Amalfi. En ese momento estaba diseñando, también, una capilla y toda la decoración en el seminario de los carmelitas en el barrio Manrique de Medellín. Entonces la gente conoce mi trabajo y me llaman de muchas partes. El año pasado estuve con todo lo de la restauración del templo de Angostura, donde se encuentran los restos del Padre Marianito. En Yarumal, también diseñe la Capilla del Asilo: todo su frontis y parte de la decoración interna. Cuando uno sabe que le va a dedicar un espacio a un santo uno trabaja características y símbolos que tengan que ver con él.

Antes hice todo lo de Zaragoza, lo que tiene que ver con el templo y con la restauración del cristo… Aparte de esto, decoración de viviendas, de espacios públicos como parte del parque de San Andrés de Cuerquia… Mientras tanto se hacen decoraciones como la que se hizo en Entrerríos con motivo de la semana santa, monumentos, altares de fiestas patronales y fiestas de pueblos, decoración de recintos. Siempre me involucro en actividades que tienen que ver con el arte y el espacio.

¿Cómo se cristaliza una idea?

Cuando a uno le solicitan que desarrolle un proyecto, siempre me remite a la personalidad o los intereses de quien lo promueve. En Semana Santa en Entrerríos, por ejemplo, era lo de la Administración Municipal y uno tiene que tener en cuenta la parte religiosa y un concepto claro frente a los visitantes. Entonces uno hace como una simbiosis de cosas que sean eucarísticas y que vayan acorde con la ideología. En la barca, que es un  galeón, se sabía que en el centro iba el sagrario, porque era un monumento, pero a la vez hacía referencia al mando del alcalde, con los secretarios como su tripulación, encabezados pues por Dios. Si vez, el galeón, arriba, en las tres velas, tenía las banderas de Entrerríos. Cuando Dios entra al barco es el que lleva el timón. Igual le pusimos el símbolo emanado desde Roma del año de la misericordia, ahí quedó estampado en las velas. Todos se va juntando y la barca de por si es muy eucarística y muy simbólica en la religión, como cuando se pescó, la barca de San Pedro, el Arca de Noé y el agua tiene mucho que ver con eso. El padre Ernesto, también, hacía referencia a lo que sucede al interior de los seres humanos: como es esa tempestad del alma de uno, a veces,  o de la gente, o de ciertas entidades que a pesar de que hay tanto movimiento y la barca se mueve, trata de naufragar y hay algo que lo salva y es esa fuerza, esa energía, esa creencia en Dios.

¿Cómo hace para superarse así mismo?

En la almohada (risas). No dormir  a veces. Las ideas salen es así. Decía un artista que para crear hay que tener ocio y el ocio hay que tenerlo en la noche, porque en el día hay que trabajar. Entonces en la noche es que le llegan las ideas. Usted se voltea y van llegando

¿Pero repite las obras? ¿Está de la barca ya se había visto?

No. Son ideas que va madurando y concretando pero son ideas que no se repiten. Tal vez las temáticas si, por que las temáticas son muy escasas. Por ejemplo, en los monumentos yo trato de no repetir, aunque hay cosas que hay que tomar porque son muy simbólicas. Es decir, si me piden hacer un pelícano, pues yo lo hago pero tratando de no repetirme.

¿Qué profesión tiene?

Maestro en Artes Plásticas de la Universidad de Antioquia. Igual yo tuve muchos profesores a lo largo del tiempo, gente muy buena que me ha asesorado mucho, de los que he aprendido mucho.

¿Qué siente con el aplauso, con la fama?

Yo pienso que lo más delicioso es ver gente con una sonrisa, que se alegra, que se asusta, o un gesto de impresión. Ese es como el pago de uno. Fama, no. Yo creo que si Dios nos da dones es para compartirlos con la gente

¿Qué siente al ver que ha transformado las ceremonias litúrgicas en aplausos espontáneos?

Una ceremonia litúrgica debería ser un constante aplauso a la idea de Dios, a la naturaleza, a la forma. Yo no hago mucha diferencia entre estar adentro o afuera de un templo porque todos son espacios, para mí, sagrados. A veces en las plazas públicas se hacen cosas sagradas. El artista desde que conciba la obra está haciendo algo sagrado, allí hay mucho espíritu.

¿Cuál es la obra que mayor satisfacción le ha dado?

Pues todas, pero uno si empieza a ver que hay un avance, porque en cada obra uno piensa que quedó faltando. Entonces la última siempre es la mejor. Eso no se mide ni en espacio, ni en tiempo, ni en  el tamaño sino en la esencia de la misma obra. Venimos del pesebre, el pesebre tenía un área muy grande con respecto a esta obra; sin embargo, el monumento  concluyó en que en un espacio muy pequeño y en tan solo ocho horas la gente  se preguntará que pasó ahí, porque mucha gente quiso saber que pasó, cómo se movía.

¿Un fiasco?

El pesebre, tres amanecidas porque no nos daba la resina… Eso son obstáculos, pero algo que la gente diga que cosa tan fea… No, hasta ahora no. Gracias a Dios. Pero el día que llegue hay que aceptarla con humildad, uno no es un Dios y todos nos equivocamos.

¿Quién es Norman?

Una persona muy tranquila. Me mantengo de un lado para otro, por todas partes. He trabajado mucho tiempo en pueblos. Creo que he estado  en más de 105 municipios de Antioquia. En veredas muchas. En Ituango, en casi todas. Soy de Argelia, allí conocí todas las veredas. Aparte de que el trabajo es en diferentes espacios, en diferentes pueblos, uno trata de que ese trabajo vaya adornado con las amistades que uno consigue, con la gente tan formal de los pueblos. La esencia de las ciudades está es en los pueblos.

¿A futuro, qué proyectos tiene?

Ahora vienen varios proyectos, entre ellos,  el diseño y montaje de los marcos para el viacrucis del templo de Entrerríos: Serán totalmente clásicos y en laminilla dorada. Después, en Angostura, Yarumal, e Ituango. A medida que hacen unas cosas van llegando otras.

¿Y a futuro lejano?

Hacer mis propias cosas. Dedicarme plenamente al arte Me fascina la parte de espacio público, tengo muchos proyectos sobre eso. Y tener mi propio taller.

¿Usted es católico?

Si, católico. Yo creo a partir de los principios que mis padres me dieron. Creo que no hay necesidad de ser de otra religión, pero no tengo problema con ellas. He visitado varios espacios sagrados. Muy bonitos. Muy inspiradores.

¿Usted cree que con su trabajo incrementa la fe de las personas?

Yo creo que sí. En Semana Santa entré varias veces a la iglesia y la gente a través de la imagen y de la estética logra compenetrarse con lo espiritual. El mismo hecho de ver como un triplex, una tabla, coje una forma, un color y se mueve. Yo creo que es el alma.

Frases finales

Yo me siento bien en todas partes, creo que no hay espacios en donde uno no pueda estar bien. Si a mí me preguntan nunca me he aburrido. Es muy bueno trabajar con la gente, con las parroquias y con los municipios.

Me parece que uno debe proponer siempre la verdad. Yo hago esto y esto es lo que se hacer y listo.

Más:

SANTOS-PASTRANA. GOBIERNOS PARA LELOS

SANTOS – PASTRANA. GOBIERNOS PARA LELOS

Eligio Palacio Roldán

Los dos hombres que los presidieron nacieron en la década del 50: en 1954 el primero y en 1951 el segundo. Ambos se alimentaron con “las mieles del poder”: hijo y sobrino-nieto de expresidentes, respectivamente. Los dos en su juventud ejercieron el periodismo como trampolín para ejercer el cargo de mayor poder en Colombia: Presidente del país.

Ambos gobiernos han tenido los niveles más bajos de popularidad en la historia de Colombia, desde que existen las mediciones, niveles de popularidad atados a lo que decida hacer la guerrilla de las Farc. El primero terminó su gobierno con un 21% de favorabilidad y el segundo, este año, ha llegado a niveles del 13%. “…en los resultados de una encuesta publicada esta semana por la compañía Yanhaas Poll, se demostró que la imagen del presidente Santos está en el índice más bajo de toda su carrera pública y se convierte en el presidente de América Latina con el menor respaldo dentro de su país.” (http://es.panampost.com/orlando-avendano/2016/03/30/popularidad-presidentes-en-america-latina/).

Desde luego, me estoy refiriendo a los gobiernos de Andrés Pastrana Arango (1998-2002) y Juan Manuel Santos (2010-2018). Ambos prisioneros de la guerrilla más antigua del mundo.

Los dos gobiernos en mención mantuvieron a los colombianos lelos (tontos, dice la Real Academia de la Lengua Española), mientras la economía se derrumbaba y el país se iba cuesta abajo: Lelos, pendientes de lo que hacen o dejan de hacer, dicen o dejan de decir los delincuentes que se amparan en la guerrilla de las Farc. También lelos se mantuvieron los dirigentes políticos y obvio, los medios de comunicación.

Pero no todo ha sido paralelo en estos dos gobiernos: el primero fue elegido para lograr la paz con las Farc, a través del diálogo; el segundo fue elegido para derrotarlas en el campo militar y luego en una carambola, nunca antes vista en la política nacional, cambió el discurso. Cambió todo, hasta sus propias palabras, sus propias convicciones –caso gobierno venezolano- para conseguir la paz con la organización criminal. También los momentos históricos y las estrategias fueron diferentes: mientras el primero encontró un ejército disminuido y desarmado y lo fortaleció mientras dialogaba, el segundo lo encontró en su mejor momento y se ha dedicado a debilitarlo, al menos moralmente.

El gobierno Pastrana encontró una guerrilla fortalecida, por el desgobierno de la administración Samper; el de Santos la halló reducida, por el embate del gobierno de Uribe Vélez, del cual fue Ministro de Defensa. En ambos gobiernos la guerrilla se fortaleció. (Ver LA DEUDA CON ANDRES PASTRANA https://eligiopalacio.com/2016/02/03/la-deuda-de-colombia-con-andres-pastrana/).

Durante el primer gobierno no se logró la paz pero se sentaron las bases para derrotar a a la guerrilla: Plan Colombia y fortalecimiento del ejército. Durante el segundo se espera que se logre la paz. No se sabe a qué precio. Una paz con los viejitos: promedio negociadores con la guerrilla 61 años, promedio de los negociadores con el gobierno 59.5 años, edad del presidente 64 años. (Promedios a 2015, ver LA PAZ DE LOS VIEJITOS https://eligiopalacio.com/2015/09/29/la-paz-de-los-viejitos/)

Para la historia quedará que Pastrana demostró a la humanidad que los guerrilleros de las Farc eran unos delincuentes y que Santos los puso al nivel de jefes de estado. (Ver EL “COMPLOT” DE SANTOS https://eligiopalacio.com/2016/05/19/el-complot-de-santos/)

Gracias a las Farc, en el gobierno Pastrana, surgió el líder más importante de la historia de Colombia, en lo corrido del presente siglo: Alvaro Uribe Vélez, liderazgo que no sirvió para transformar la política y al estado colombiano. Gracias, a la misma guerrilla, en el gobierno Santos, se reencaucha, una y otra vez. ¿Se repetirá  la historia después de concluido el presente gobierno?

ANTES DEL FIN

Comenzó la tercera guerra mundial, la guerra originada en las migraciones. Nadie podrá huir de ella. Vea A MEDELLIN LLEGAN LAS MIGRACIONES DEL HAMBRE https://eligiopalacio.com/2016/06/20/las-migraciones-del-hambre/

Sigo pensando que Alvaro Uribe Vélez tiene una deuda con Colombia. (Ver ALVARO URIBE VÉLEZ https://eligiopalacio.com/2016/04/06/alvaro-uribe-velez/)

Que éxtasis se vive en un estadio de fútbol, que adrenalina se respira. Gracias Deportivo Independiente Medellín por la alegría del pasado domingo.

PARQUES DEL RIO, OTRO SUEÑO FRUSTRADO

PARQUES DEL RIO, OTRO SUEÑO FRUSTRADO

Eligio Palacio Roldán

Hacía referencia en una de mis columnas anteriores explícitamente y seguiré haciéndolo de manera implícita, en todos mis conceptos, a los tiempos lógicos del psicoanálisis: tiempo de ver, tiempo de comprender y tiempo de concluir.

Entre abril y octubre del año 2015, todas las mañanas, de lunes a viernes; vi, sentí y padecí las congestiones que provocó el inicio de la  construcción de la primera etapa de Parques del Rio, en la ciudad de Medellín. Esta situación, la mala prensa que tuvo el proyecto desde el comienzo y la oposición política a la alcaldía de la época me hizo pensar que esa obra no era prioritaria para la ciudad.

En noviembre viajé a Australia. Visité las principales ciudades de ese país y estuve algunas semanas en Brisbane: una ciudad que me hizo soñar con una Medellín distinta. Ese fue un tiempo de ver la belleza y la importancia, para una ciudad, de los parques del río, comprendí lo que se pretendía para nuestra ciudad y concluí que había que apoyar la iniciativa. (Ver PARQUES DEL RIO, DE MEDELLÍN A BRISBANE-AUSTRALIA https://eligiopalacio.com/2015/11/13/parques-del-rio-de-medellin-a-bisbrane-australia/).

Regresé a la ciudad a mediados de diciembre pasado y ya no había congestión en el tráfico. Tampoco en enero, ni en febrero, ni la he vuelto a ver en el transcurso de este año. Transito todos los días, a mañana y tarde,  por el puente de la calle San Juan sobre el río, desde donde se ven las obras de Parques del Rio. Estas se han ido silenciando, las máquinas se han ido marchando. También los obreros.

En la celebración del día del periodista tuve la oportunidad de intercambiar algunas palabras con el alcalde de Medellín, Federico Gutierrez. Le conté acerca de mi experiencia en Australia, le hablé de las bondades de Parques del Rio, del significado de la obra para la transformación de la ciudad. “Los vamos a hacer”, me dijo.

En http://caracol.com.co/emisora/2016/04/08/medellin/1460137884_315817.html  Se lee “Un año después del inicio de obra Parques del Río Medellín, el alcalde de la ciudad, Federico Gutiérrez Zuluaga, reveló que este megaproyecto solo estará listo para su entrega a la comunidad, en el mes de septiembre, es decir con retraso de 10 meses y sobrecosto de 30 mil millones de pesos.”

El diario El Colombiano – http://www.elcolombiano.com/opinion/editoriales/no-parar-parques-del-rio-1-IM3439390, por su parte, indica: “…el alcalde Gutiérrez insiste en que Parques del Río no es prioritario para la ciudad, y que hay muchos otros asuntos por atender, sin que los recursos alcancen para todos…”

El Mundo http://www.elmundo.com/portal/noticias/obras/un_anio_y_sin_parques_del_rio.php#.V2IkYdLhC70

también opina sobre Parques del Rio: El primer cierre parcial de la Autopista Sur, hace exactamente un año, se dio para avanzar con las obras de lo que fue la primera etapa de Parques del Río. Hoy, la fase A está retrasada y fase B está aplazada por no ser prioridad y por falta de presupuesto”.

Es tiempo de comprender: a la administración actual de la ciudad de Medellín no le interesa la obra Parques del Rio. Y tiempo de concluir (con la ayuda de unos colegas): Como van las cosas, Parques del Río no pasará de ser un soterrado que mejore un poco el tráfico automotor y un “parquecito” encima, seguramente poblado de drogadictos y habitantes de la calle.

Es tiempo de concluir que Parques del Río le quedó grande a nuestra dirigencia, que se perdió una gran oportunidad de transformar la ciudad, que cambiamos una gran obra por “obritas” y que seguimos siendo un pueblo provinciano del tercer mundo.

Obviamente a los Australianos, habitantes del mundo, les costó mucho hacer de ese país lo que es hoy. Los colombianos y obvio los antioqueños perdimos la capacidad de sacrificio, la identidad y el orgullo para emprender grandes obras.

Un día, cuando nuestros jóvenes, que hoy recorren el mundo, regresen al país (si es que regresan), seguramente traerán ideas innovadoras. Mientras tanto, solo se me ocurre una idea: Que los candidatos que resulten elegidos para cargos de elección popular se les obsequiara un viaje al exterior para que “boten el capote” y abran su mente al mundo.

ANTES DEL FIN

La radio colombiana llega a su fin por su industrialización. A la televisión le sucede lo mismo. Atrás quedaron la creatividad y el arte como esencia de estos medios de comunicación.

LA CASA AZUL

LA CASA AZUL

Eligio Palacio Roldán

Con especial cariño para Piedad Tamayo.

CASA AZUL

Era una casa azul como casi todas las casas azules de los pueblos. Casas de tapias, quizás blancas, mordidas por el tiempo. En el primer piso una decena de puertas para igual número de cuartos, adecuados para el comercio. En el interior un amplio patio de piedras grises, adornado con decenas de bifloras y unas estrechas escaleras de madera que llevaban al segundo piso.

El Viajero caminaba lento. Quienes lo vieron entonaron inconscientemente una hermosa canción de la época: “… tiene la tristeza larga de tanto venir andando…” Y él continuaba su recorrido sin inmutarse. Como siempre.

Al pisar las escalas de madera raída, amarrada con oxidados alambres, se sintió igual que ayer: Temeroso. Recordó esos días de infancia llenos de vértigo cuando visitaba, allí mismo, a su amiga Piedad: Tenía mucho miedo de que las tablas del piso se hundieran a su paso. Incluso, caminaba junto a las paredes buscando de donde asirse, ante la mirada inquisidora de su pequeña y fuerte compañera de esos días. El temor se hacía aún más grande cuando le insinuaban llegar hasta algunos de los balcones que tenían las siete habitaciones: tres hacia la plaza y cuatro sobre la calle lateral.

El Viajero asciende al segundo piso y sus ojos se posan en unas paredes agrietadas. ¡Cada vez más agrietadas¡ Su visión se distorsiona como en una especie de “flashback” y visualiza un largo pasillo poblado de seres de todos los tiempos.  El piso tiembla. Se siente el caer de tejas sobre la calle y el crujir de la madera al quebrarse. El piso se abre y El Viajero cae desde la altura. Siente que vuela junto a las ropas de su madre, ropas de color azul como las puertas de la casa. Ropas que trata de agarrar en el aire sin conseguirlo, ropas de las que se va desprendiendo, sin poder evitarlo, y que van quedando esparcidas por la vegetación de los alrededores, en un contraste verde azul de tierra y cielo.

Dicen que El Viajero desapareció. Muchos afirmaron era un fantasma que trató de alertar sobre el peligro del terremoto del 17 de noviembre de 1979. Sus restos nunca se hallaron, entre los escombros, a pesar de que lo vieron subir a la Casa Azul unos minutos antes de la tragedia.

Muchos no lo recuerdan. Tan solo permanece en el imaginario, del pueblo, la reconstrucción del templo.

IGLESIA

Fotografías: Cortesía Foto Tito

FARC, SANTOS, URIBE. ¿A QUIEN CREERLE?

FARC, SANTOS, URIBE. ¿A QUIEN CREERLE?

Eligio Palacio Roldán

FARC:

Es una guerrilla de origen campesino, fundada en el sur del país hace 52 años como respuesta a la persecución del ejército y el acoso de los bandoleros. Su tendencia era marxista leninista; es decir pretendían la creación de un estado con el control total de la economía. Fueron protagonistas, en Colombia, de la Guerra Fría entre Estados Unidos y de la Unión Soviética. En sus inicios se financiaron con aportes del Partido Comunista y de sus simpatizantes; luego de las extorsiones y el secuestro y desde comienzos de la década del 80 se vincularon indirectamente al tráfico de drogas, marihuana y coca. Hoy el narcotráfico es su principal fuente de ingresos. Aunque no reconocen sus delitos, éstos resultan evidentes y los colombianos hemos sido testigos mudos, por el miedo y la apatía, de ellos.

SANTOS:

Un hombre obsesionado con el poder, o con pasar a la historia como el hombre de la paz con las guerrillas, o con ambas cosas. Para lograrlo ha conspirado contra el gobierno de Ernesto Samper; participado en el gobierno Pastrana, célebre por los fallidos diálogos de Paz en el Caguán; También fue aguerrido Ministro de Defensa de Uribe, a quién engañó magistralmente; y presidente de la paz con una ingenuidad, que no es posible atribuirle a ninguno de sus antecesores. Ni siquiera a Belisario Betancur. (Ver EL “COMPLOT” DE SANTOS https://eligiopalacio.com/2016/05/19/el-complot-de-santos/)

URIBE

El hombre con mayor liderazgo en la historia de Colombia, Presidente que desde su campaña electoral tuvo como bandera la lucha contra la insurgencia y ha sido consistente con esa ideología. Ha querido la paz negociada pero siempre ha recalcado su negativa a la paz con impunidad. Logró una cuestionada paz con los dirigentes de las guerrillas de derecha (paramilitares), muchos de los cuales fueron extraditados a Estados Unidos. Gran parte de los miembros de esas guerrillas hoy conforman las llamadas Bacrim o Los Urabeños u otras bandas u otras guerrillas de izquierda: FARC, ELN; EPL. Muchos de sus colaboradores inmediatos son prófugos de la justicia colombiana. Tiene una deuda con los colombianos: pudo haber transformado las costumbres políticas del país y no lo hizo. Hoy lucha por lograrlo desde la aposición. (Ver ALVARO URIBE VÉLEZ https://eligiopalacio.com/2016/04/06/alvaro-uribe-velez/ y  UNA SEGUNDA OPORTUNIDAD https://eligiopalacio.com/2014/03/13/una-segunda-oportunidad/)

¿A QUIÉN CREERLE?

Se avecina un plebiscito para sellar los diálogos de paz con las Farc, al que se opone Uribe. En él se enfrentan la alianza por la paz FARC-SANTOS contra la visión de paz de Uribe. ¿A quién creerle?, ¿Cuál miente menos?, ¿Cual es más consistente?, ¿Cuál visión le conviene más a Colombia? ¿Nos haremos los colombianos estas preguntas a la hora de decidir votar o no votar? ¿Y, de votar, al decidir por el sí o por el no?

Cesar Gaviria fue elegido presidente de Colombia por la emoción ante el asesinato de Galán; indirectamente lo eligió el narcotráfico. A Samper lo eligió directamente el narcotráfico. A Pastrana lo eligieron las Farc ante la expectativa de paz. A Uribe lo eligieron, en dos veces, las Farc ante el miedo que despertaron entre los colombianos. A Santos lo eligió Uribe aprovechando el temor de Colombia a las Farc y en su segundo mandato Santos fue elegido nuevamente por las Farc, como a Pastrana, como una esperanza de paz. ¿Quién definirá el plebiscito Uribe, las Farc, Santos o el otro elemento omnipresente en nuestra realidad violenta: el narcotráfico?

ANTES DEL FIN

Dice la Revista Semana, en su más reciente edición, que “Uribe cuestionó a Barreras por las críticas hacia sus dos gobiernos (2002-2010). Le dijo que “no se quejara tanto”. Y añadió: “Usted me hizo pensar que mi gobierno era muy bueno, siempre vivía apoyándolo, y se hizo su campaña con una valla, que agitaba por todo el país, que decía ‘Siempre con el Presidente’, pero veo que le ha servido para muchas campañas”. Qué lecciones da la vida, que lecciones le está dando a Uribe. Aunque dicen que nadie experimenta en cabeza ajena, que bueno que la lección de vida que recibe Uribe se trasladara a los gobernantes actuales, a los dirigentes actuales. A su alrededor hay “lagartos”, demasiados “lagartos”.

« Entradas Anteriores