Archivos mensuales: agosto 2015

ERNESTO SAMPER UN NEFASTO PERSONAJE

Ernesto Samper
UN NEFASTO PERSONAJE
Eligio Palacio Roldán

Así como un día le entregó el alma a los narcotraficantes, hoy se la entrega al demonio de Maduro,

Las actuales generaciones poco saben de él y las viejas quizás lo han olvidado, pero ahí está,  al acecho. Su más reciente aparición, esta semana en medio de la crisis en la frontera colombovenezolana: “las deportaciones de colombianos desde Venezuela enrarecen el clima de opinión necesario para perseguir a los paramilitares colombianos que sí están traspasando las fronteras”, dijo.

El señor Samper dio por hecho que las expulsiones de colombianos por parte del presidente Maduro, de Venezuela, eran legítimas.

Pero esta no es la peor historia del hoy Secretario General de Unasur. Fue presidente de Colombia a finales del siglo XX, gracias a la financiación de  su campaña política por parte del narcotráfico. Ese hecho manchó de indignidad a nuestra patria y la sumió en su mayor descrédito en la historia de las naciones.

Al descrédito del país, se unió una gran crisis económica, entre 1994 y 1998, provocada por un presidente que se aferró al poder, a costa de todo. Aún se recuerda su premonitoria frase “Aquí estoy y aquí me quedo”. Y aquí se quedó, para siempre, haciendo daño.

En medio del desprestigio pero con la anuencia de los grandes medios de comunicación, que le debieron muchos “favores”, continuó mimetizado en el poder, poder que se debilitó en el gobierno Pastrana pero que fue tomando presencia en la llamada izquierda colombiana, en las alcaldías de Bogotá, que también tiene sumida a la capital colombiana en la desesperanza.

Y, bueno, sucedió lo que tenía que suceder en un gobierno como el de Santos, que le ha entregado todo a la izquierda latinoamericana, por la obsesión de firmar unos acuerdos de “paz” con unos dirigentes guerrilleros, decrépitos, a punto de extinguirse por la ley natural de los humanos: la muerte que llega con la vejez. Aceptó que, de la mano del presidente venezolano y, que sabe uno, quizás Piedad Córdoba (Teodora Bolivar) llegara a la presidencia de UNASUR el monigote de Ernesto Samper, donde así como un día le entregó el alma a los narcotraficantes hoy se la entrega al demonio de Maduro, para detentar algo de poder, poder que indefectiblemente es su obsesión.

Que nefasta la presencia de Samper en nuestra historia, que nefasta la financiación de su campaña presidencial por el narcotráfico, que nefasta su manipulación de los medios de comunicación en contra de Pastrana o de quien no le sirva a sus intereses mezquinos, que nefasta su influencia en la izquierda colombiana, que nefasta su influencia en el partido liberal y que nefasta su presencia en UNASUR, apoyando al dictador Maduro en Venezuela.

Y que nefasto también, para Colombia y los colombianos tener puestas sus esperanzas, para un proceso de paz, en el apoyo de un dictador como Maduro. Si el resultado del Proceso de Paz con las Farc es la creación de un gobierno similar al de Venezuela que Dios nos libre de un resultado positivo en las negociaciones. Mejor, mucho mejor, seguir en guerra que llegar a una paz como la que se vive en el vecino país: una paz de hambre.

ANTES DEL FIN

Me decía un amigo, con una veintena de hermanos, que como su familia era tan numerosa era lógico que allí convivieran todas las clasificaciones posibles de los seres humanos: desde santos, hasta demonios. No sé cuántos hermanos conforman la familia Samper Pizano, lo que sí sé es que no se compadece, para nada, el excelente periodismo y la crítica sana que siempre ejerció Daniel con la infortunada presencia de Ernesto en la política y en los círculos de poder de Colombia y de Latinoamérica.

Anuncios

CHAPINERO. UNO VUELVE SIEMPRE…

CHAPINERO. UNO VUELVE SIEMPRE…
Eligio Palacio Roldán
“Uno vuelve siempre 
a los viejos sitios
donde  amó la vida
y entonces comprende
cómo están de ausentes
las cosas queridas…” 
 

Este trozo de la hermosa “CANCIÓN DE LAS SIMPLES COSAS”, de Mercedes Sosa, es la síntesis de El Viajero, http://wp.me/P2LJK4-3m, un personaje que regresa después de muchos años, desde el más allá, a recorrer los espacios del pasado. Obvio, transformados por el tiempo y los seres que los habitan.

Esta experiencia pensada en las fantasías de este autor la viví el pasado jueves, 13 de agosto de 2015, recorriendo algunos espacios transitados con frecuencia 25 años atrás.

Viajaba en Transmilenio hacia el Portal del Norte. De repente, la nostalgia se apoderó de mis ser y me hizo descender del vehículo. La cita fue en la avenida Caracas con 63, sector Chapinero, en Bogotá DC.

El sector ha cambiado para bien: menos buses contaminando, menos venteros ambulantes, menos volantes de prostíbulos y de lectores de amor y fortuna; tal vez, menos ladrones. Luego,  el parque de Lourdes y su iglesia en remodelación. El parque se me antojó inmenso y solitario, sin el bullicio de antes. Tal vez el silencio era el mío… Luego la iglesia con la misma virgen y los mismos seres atormentados pidiendo ayuda. Una fotografía para recordar una travesura de ayer.

Y luego, las mismas calles, los mismos vendedores y el mismo Almacén Carulla, detenido en el tiempo. La misma barra  de ensalada de frutas, donde algún día una vendedora me regaño por comer sin comprar.

La séptima llena de vida de norte a sur y de sur a norte y las filas para tomar el bus y las panaderías donde se entendió el significado del pan en la alimentación colombianos.

Después Chapinero arriba buscando un apartamento en el recuerdo. Y, éste, que no aparece y caminar y dar vueltas y desesperar y tratar de separar las telarañas de los años para tener claridad. Y, de pronto, el mismo jardín, la misma fachada, otra puerta, otra portería, otro portero. El mismo piso encerado, el mismo olor, el mismo color. Y, luego, Un nuevo adiós y la posibilidad incierta del regreso.

Y uno piensa, entonces, ¿con cuántos seres te cruzas en la vida?, ¿con cuántos y con cuáles puedes establecer una mínima comunicación? ¿Qué de uno se queda en ellos, o al menos en su mirada? ¿Cuánto de uno se queda en cada espacio que recorre?, ¿Cuánta energía, cuántas imágenes, cuántos sonidos, cuántos suspiros? Y, ¿qué pasa con esos restos? ¿Contaminación o energía universal? Y entonces vas muriendo, de a poco, esparciendo tu esencia por los sitios que cruzas.

Y cuando ya no existas, ¿tu esencia podrá “volver a los sitios donde amó la vida?, y ¿qué sentirá?

Es incierta la vida. Más la muerte.

Mientras tanto emprende un día el regreso, camina lo ya andado, y redescubrirás los espacios y, quizás, tú ser.

ANTES DEL FIN

Esta semana nos preguntábamos ¿qué pasará con el facebook de alguien que se muere? Y qué pasará con su página web, con su blog? Tal vez, sin llegar a ser artistas famosos, nos llegó la oportunidad de ser eternos, en las redes sociales. Allí, ojalá no enredados, quedarán inmensos fragmentos de nuestra existencia.

En días pasados, también después de muchos años, regresé a Caracol Radio en Medellín. Vale decir que en esa emisora como en toda la radio colombiana, “Todo tiempo pasado fue mejor”.

 

EL SEGUNDO ESPOSO DE LA REINA

EL SEGUNDO ESPOSO DE LA REINA
Eligio Palacio Roldán

Varios años después, en la plaza del pueblo, cubierta por la neblina, los corrillos de gente comentaban los hechos de la noche que aún no terminaba. El segundo esposo de La Reina, estaba tendido en la calle, que conducía a El Altico, con tres disparos en su cuerpo. Había sido sorprendido, en la cama del vendedor de legumbres, aquella madrugada, cuando el hombre retornó a su casa para despedirse de su esposa. Los vecinos escucharon los gritos de la mujer y vieron un hombre correr, desnudo por la calle, hasta que las balas detuvieron su carrera, para siempre.

Las mujeres, y algunos hombres, del pueblo quedaron deslumbrados ante la belleza de El Segundo Esposo de la Reina, aquella mañana de un martes de abril, cuando llegaron de la su luna de miel,  de San Andrés, una isla en el Caribe que solo se conocía en los libros de geografía. Alto, de tez blanca que resaltaba la marcación de la sombra de una barba espesa, negra y unos ojos, también negros, cargados de sensualidad y magnetismo. Ese día todas las amigas de la Reina, y muchas que no lo eran, desfilaron por la casa de los recién casados para ver los cristales traídos por la pareja y, obvio, al recién llegado.

Entre miradas y sonrojos El Segundo Esposo de la Reina, un abogado proveniente de la capital del país,  deslumbró a los habitantes del pueblo por sus modales, su cultura, su buen gusto y, sobre todo, su cuerpo atlético y su belleza.

Muchos viejos recuerdan, aún, la inmensa asistencia al paseo al río donde ver a La Reina y su esposo, en traje de baño, fue el acontecimiento que generó comentarios por varios meses. Entre ellos, ¿Cómo hacía la mujer para fingir indiferencia ante el asedio hacia su esposo y las respuestas de él ante tanto halago? Muchos dicen que entre ellos nunca hubo nada, que La Reina lo tenía a su lado solo para reivindicarse ante el pueblo por lo sucedido con su primer esposo; otros afirman haber escuchado decir, a la mujer, que no importaba que él tuviera amantes, que ella siempre sería su esposa ante Dios y ante los hombres.

El Viajero recuerda que en Lapario la gente no sabía muy bien para que servía un abogado, pero con la llegada de El Segundo Esposo de la Reina los viejos litigios salieron a flote y el hombre no dio abasto a tanto trabajo. Dicen que en su oficina no solo se esclarecían las rencillas sino que se resolvían o se ampliaban traumas sexuales de muchas mujeres y varios hombres. Entre ellos, los celos enfermizos de El Vendedor de Legumbres y su hermosa esposa.  Muchos dijeron que era preferible una cárcel a la vida de encierro y represión a la que estaba sometida la mujer, que incluso, además de la violencia sicológica, era golpeada frecuentemente por el marido.

El Vendedor de Legumbres la había cuidado desde niña y una vez casados le controlaba todos sus movimientos, sus amistades, sus palabras. Permanecía a su lado todo el tiempo. Bueno,  la dejaba sola  los días en que tenía que viajar en las madrugadas, a la ciudad, a comprar las verduras.

LAS CONTRADICCIONES DEL CANDIDATO LUIS PÉREZ

LAS CONTRADICCIONES DEL CANDIDATO LUIS PÉREZ
Eligio Palacio Roldán

Siempre se ha dicho que en los políticos no se puede confiar: que son mentirosos, que no les importa vender su alma al diablo, que engañan con el único fin de lograr sus ambiciones.

Lo que no se había visto nunca era que un candidato se contradijera en tan solo unos minutos y a unos pocos pasos de distancia, los mismos que separan dos directorios políticos en el pequeño municipio de Entrerríos, al norte de Medellín.  El protagonista, en este caso, fue el candidato a la Gobernación de Antioquia, Luis Pérez Gutierrez.

Estas fueron las palabras del candidato en el directorio político del exdirigente liberal Jairo Ruiz Tamayo:

“Saben ustedes que siento muchísmo muchisimo afecto,  afecto que nace de una gran relación que he tenido con el doctor, Jairo, toda la vida

Comparto con el mi preocupación por los partidos, la política es una ruleta,  a mi  hace cuatro años tampoco me quiso el  partido liberal dar el val y yo también como él solicité que yo haría una consulta interna con Anibal Gaviria para ver quien quedaba pero les daba miedo porque si en Medellín yo hubiera ganado y el doctor Jairo también habría barrido cualquier consulta..

Pero la garra de un político se ve cuando no se disminuye ante los problemas. Ustedes vieron que en Medellín sacaron algunos sectores económicos  a Liliana Rendón del juego y a pesar de que ella es una mujer muy valiente, uno siente que estaba con muy malos pilares porque a uno que le hagan así y lo tiren a un lado y lo dejen ennoviado eso muestra que uno estaba muy muy mal preparado para afrontar la política

Aquí veo por ejemplo al doctor Jairo que quien perdió fue el partido Liberal. Yo no tengo otro tipo de comentario que hacer sino que el perjudicado aquí es el partido liberal. Igual  ocurrió  en Medellín, yo también me enfrenté con firmas, es una cosa costosísima, las pólizas, a mi me tocó firmar una póliza de 240 millones de pesos, eso es impresionante. Pero esa es la forma de tratar de sacarlo a uno a un lado y lo mejor es luchar  y me parece que sacar un triunfo más luchado puede ser mucho más agradable, es mucho más satisfactorio que es lo que yo creo que Jairo va a tener,  va a hacer una alcaldía mejor y va a poder sentarse a esperar que los liberales lo vengan a buscar como alcalde a partir del 25 de octubre…”

(Ver video https://www.facebook.com/jairo.ruiz.1293575?fref=ts)

En el facebook del candidato,  a la alcaldía de Entrerríos, se tiene:

“Con mi gran amigo LUIS PÉREZ seguro Gobernador de Antioquia en nuestra sede, PENSANDO EN GRANDE por Entrerrios y Antioquia!”

JAIRO RUIZ UNO

JAIRO RUIZ

En el facebook de la candidata liberal a la alcaldía de Entrerríos, Diana Teresa Maya Arango, se visualiza:

“Hoy recibimos la visita del Doctor Luis Pérez Gutierrez, candidato a la Gobernación de Antioquia, quien compartió con nosotros sus propuestas y anhelos para Antioquia; así mismo, nosotros le manifestamos nuestras propuestas para el desarrollo de Entrerríos las cuales fueron escuchadas y con las que se comprometió.”

DIANA TERESA

ANTES DEL FIN

¿A cuál de los dos candidatos estará engañando Luis Pérez?

¿No está de acuerdo Luis Pérez con el otorgamiento de avales por parte del partido que representa?

¿Los políticos ignoran que existen las redes sociales?

¿Generarán alguna credibilidad las palabras de los políticos?

¿Recuperarán los políticos su credibilidad?, ¿podrán ser coherentes alguna vez?