Archivos mensuales: agosto 2014

DESCONFIANZA

DESCONFIANZA
Eligio Palacio Roldány

“Songo le dio a borondongo
borondongo le dio a bernabé
bernabé le pegó a muchilanga le echó a burundanga
les hinchan los pies”

 Siempre he pensado que Pablo Escobar cambió, para mal, la forma de ser y de estar en el mundo de los colombianos; nos impregnó de la cultura traqueta a las generaciones de fines del siglo pasado y comienzos del siglo XXI; ahora, con esa misma convicción, pienso que el presidente Santos y su asesor, J.J. Rendón transformaron, de nuevo, estas condiciones, del pueblo colombiano, también para mal y para siempre.

El daño, está hecho,  el psicólogo y publicista político, venezolano, calificado como el Rey del rumor y la guerra sucia hizo su oficio: en dos oportunidades sacó avante la candidatura a la presidencia de Juan Manuel Santos, a punta de rumores y estrategias non sanctas  y tuvo grandes aprendices como el, hoy célebre, hacker Andrés Sepúlveda y su esposa Lina Luna; pero, ¿a costa de qué? De sembrar desconfianza entre todos los colombianos:   Ahora unos espían a los otros, pero resulta que los otros eran los maestros del espionaje y la guerra sucia y también espiaban a los unos; y,  entonces, unos se infiltraban entre los otros y los otros entre los unos y los informes de los infiltrados servían para atizar la guerra sucia. Y, ¿cuál es la conclusión? Que todos, incluidas las autoridades y los medios de comunicación se convirtieron en pequeños grandes JJ Rendones, reyes del rumor y la guerra sucia, al servicio de intereses oscuros.

En el futuro puede que se compruebe que el Uribismo es culpable, pero como quien lo juzga hace parte de la guerra sucia, los uribistas, que son muchos, no van a creer y van a decir que las condenas son fruto de esa misma guerra sucia; o puede que el Uribismo sea declarado inocente y los antiuribistas, que son muchos, no van a creer y dirán que intereses oscuros interfirieron en el fallo y, entonces, se polarizará más el país y crecerá, aún más, la desconfianza…

Desconfianza generada por la falta de escrúpulos de sus dirigentes, en la guerra por alcanzar el poder; desconfianza que generó hace muchos años Santos con su alianza con las Farc para derrocar el gobierno Samper, con las chuzadas y la compra de conciencias del gobierno Uribe para obtener una reelección y por la graduación, con honores, de la guerra sucia, como estrategia política, de la mano de J.J. Rendón y sus discípulos.

Define el diccionario de la Real Academia de la Lengua Española, la palabra desconfianza, como falta de confianza y confianza  como esperanza firme que se tiene de alguien o algo; y, entonces, Colombia se sumirá en una desconfianza, peor de la que vive ahora, provocada por sus mismos gobernantes, (léase LOS GOBIERNOS DE LOS FALSOS POSITIVOS http://wp.me/p2LJK4-AH) y seguramente crecerá la abstención y nuestra democracia se debilitará aún más, e inexorablemente, en Colombia se abrirá el camino para un gobierno populista liderado por un falso profeta y llegaremos de su mano a un país similar a la Venezuela de hoy.

La política en la Colombia de este siglo es desprestigie, desprestigie, desprestigie a los demás, sin saber que, como canta el maestro Alberto Cortez: “Y olvidamos que somos, los demás de los demás”.

ANTES DEL FIN

Me decía un comerciante de Medellín, por estos días, que ya no soportaba el chantaje de los delincuentes para que pagara dinero para poder abrir, al público, su establecimiento de comercio (vacuna) y por el silencio que tiene que guardar ante la venta de drogas ilícitas en los alrededores de su negocio; le advertí que su obligación era denunciar los hechos ante las autoridades, una sonrisa doliente fue su respuesta más inmediata, luego dijo:

  • Denunciar, es sentenciar la propia muerte; no ve que las autoridades están infiltradas, ellas mismas lo denuncian a uno ante la delincuencia y, ellos, ajustan cuentas…
  • En este país, no hay en quien confiar, agregó.
Anuncios

¿QUÉ PASÓ CON EL LEGADO DE GALÁN?

¿QUÉ PASÓ CON EL LEGADO DE GALÁN?
Eligio Palacio Roldán

Cuando un ser querido se nos va para siempre, nos queda la inquietud de saber qué pasaría si regresase (Argumento de la serie de historias El Viajero http://wp.me/P2LJK4-3m). Por estos días se le rinde homenaje, después de 25 años de su muerte, una muerte sin esclarecer como la mayoría de los asesinatos en este país,  a un hombre que tal vez habría cambiado la historia Colombia, si hubiese sido presidente de la república: Luis Carlos Galán.

Decía Santiago Montenegro, en su columna de El Espectador, 18-08-2014 que “…Galán era un verdadero reformista, que creía en cuatro cosas. Primero, detestaba la violencia como forma de hacer política y, en particular, la crueldad de la guerrilla, que ilustró alguna vez en detalle con el asesinato de Jaime Arenas. Segundo, pensaba que el principal peligro de Colombia era el narcotráfico y que para combatirlo era necesaria la extradición a los Estados Unidos. Tercero, argumentaba que era menester combatir la corrupción y el clientelismo de los partidos. Cuarto, tenía una concepción algo nacionalista de la economía y creía que había que defender los recursos naturales, pero, al mismo tiempo, pensaba que Colombia era demasiado cerrada y debía abrirse al mundo y, en particular, a los países vecinos, como Brasil…”.

Y, ¿cómo han evolucionado esas cuatro cosas, en las que creía Galán, en nuestro país?

  1. Detestaba la violencia como forma de hacer política y, en particular, la crueldad de la guerrilla: No conoció Galán el fenómeno del paramilitarismo, ni la alianza de la guerrilla y/o los paramilitares con el narcotráfico y el apoyo de la clase política en estos 25 años de historia a esas dos formas de delincuencia y de tortura; no conoció los años de cautiverio de inocentes en manos de las Farc, ni de las motosierras de que destrozaron hombres y pueblos enteros, ni de la violencia que se apoderó de las ciudades.
  1. Pensaba que el principal peligro de Colombia era el narcotráfico y que para combatirlo era necesaria la extradición a los Estados Unidos: Si, se han extraditado varios centenares de colombianos y el narcotráfico sigue ahí, sin afectarse, es más creciendo, convirtiéndose en economía de barrio, de cuadra, de hogar (MEDELLIN ILEGAL http://wp.me/p2LJK4-UU); además, ese narcotráfico eligió fraudulentamente al expresidente Samper y democráticamente a Alvaro Uribe Vélez, el presidente con mayor número de seguidores en la historia de Colombia (ENTRE PABLO ESCOBAR Y EL GRAN COLOMBIANO http://wp.me/p2LJK4-qu) y Latinoamérica entera se transformó de la mano del narcotráfico (PABLO ESCOBAR, ÍCONO DE LA TRANSFORMACIÓN LATINOAMERICANA. http://wp.me/p2LJK4-U5). Como si fuera poco, su sucesor, el que eligió su familia, Cesar Gaviria, fue y es cuestionado por sus negociaciones con su victimario, Pablo Escobar.
  1. Argumentaba que era menester combatir la corrupción y el clientelismo de los partidos: La corrupción en los partidos políticos no se redujo “a sus justas proporciones”, como descaradamente pregonaba el expresidente Turbay, si no que sobrepasó todos los límites imaginables, como una herencia de la cultura traqueta de Pablo Escobar, el todo vale hizo de las suyas en los diferentes estamentos de la vida colombiana (MI PATRIA CORRUPTA http://wp.me/p2LJK4-y5), CREI EN LOS PARTIDOS POLITICOS… UN DIA http://wp.me/p2LJK4-v2  y LA DEMOCRATIZACIÓN DE LCORRUPCIÓN http://wp.me/p2LJK4-wL). Además, los hijos, del líder inmolado se “acomodaron” a la política tradicional y hacen parte del mismo juego que él combatió.
  1. Cuarto, tenía una concepción algo nacionalista de la economía y creía que había que defender los recursos naturales: 25 años después, los tratados de libre comercio acabaron con la industria y el agro colombianos y la confianza inversionista tiene en grave peligro nuestro ecosistema (El desmantelamiento de la balanza de pagos, Eduardo Sarmiento, http://tinyurl.com/n72gyru y demás columnas del mismo autor en El Espectador)

En fin, siquiera Galán se marchó para siempre, aunque permanezca como ícono de una sociedad hipócrita que dice defender su legado y lamentar su desaparición, pero hace todo lo contrario a lo que el predicó. Paz en su tumba.

 ANTES DEL FIN.

Ahora, el expresidente Gaviria se siente traicionado por Santos y Santos tiene como aliado a Samper a quien quiso derrocar de la mano de las Farc, cuando era presidente; por otro lado, Uribe es el principal opositor al gobierno que hizo elegir, de la mano de la izquierda; ¿qué más sorpresas nos traerá la política colombiana?  ¿Tendremos, quizás, un nuevo Galán, algún día?

OTRO HABITANTE DE LA CALLE

OTRO HABITANTE DE LA CALLE
Eligio Palacio Roldán
“En el mundo del vicio no hay espacio para el amor; se está sin afecto, pero se está bien.”
20140807_114334
 
Alguna vez, hace más de 20 años, Cesar, tuvo una vida más normal; vivía en Belencito, en la comuna 13 de Medellín, pero pronto  la vida en su avalancha lo arrastro”.

“Yo no tuve casi niñez,  por los conflictos, la guerra, todo eso… yo andaba de arriba para  abajo en combos, raperos, bandas…”

Entre los diez y los doce años de edad comenzó a sentirse excluido; los amigos, algo mayores,  le sacaban el cuerpo, no lo invitaban a sus “juegos”. Al comienzo los seguía con una mirada triste, de desesperanza; luego, sin dejarse ver, los perseguía hasta donde se encaletaban, y un día, a los trece años, alcanzó su sueño, en medio de las nubes de humo, que producía la droga, que consumían: logró la aceptación del grupo. “Esa fue la primera vez que la probé, después… después… nunca la dejé”.

Hoy, a los 28 años, Cesar, vive en la calle, a la intemperie…

“Tengo familia y no tengo… fue por el vicio, por culpa del vicio y muchos problemas en la casa: mi papá y mi mamá se separaron, ella se enfermó y salió pensionada, me ayudaba mucho, y yo me pegue del vicio, bazuco, y entonces me tiré pa la calle.

Tenía 20 años y se me murió un familiar,  un tío, que yo quería mucho, con él había farriao y le había gastado como dos millones de pesos y me dio mucho remordimiento y entonces me gasté como trescientos mil pesos en vicio: perico, chorro, bazuco.

El perico y la marihuana suben la autoestima, pero el bazuco la baja y le da, a uno, una depresión… huy hermano, eso es muy duro.

Una garrafa de aguardiente vale $40.000, el perico $5.000 y el bazuco $1.000; es mucho más barato.

Yo tenía unas “chimbas” de novias, la mejor ropa de por mi casa; termine con mi novia, se murió el tío, mi mamá se enfermó…

Cuando yo llegaba sucio a la casa mi mama me decía: “Gamín, bazuquero, hijueputa” y entonces yo hacía las cagadas en la casa y me echaron, y me fui para el río, por la Plaza de Toros La Macarena,  ferié la ropa y empecé a conocer gente, después  me fui pal Parque de Los Pies Descalzos.

A las orillas del Rio Medellín,  hay mucha gente, llega más de uno con comida del reciclaje, o nos dan en la calle; uno hace sus necesidades también en la calle y, a veces, va y se baña en El Centro Día.

Un día mío… me acuesto a dormir, cuando llego del Centro de la Ciudad, a las dos o tres de la tarde y a las seis de la mañana; en el Centro pregono los buses, toco llantas, limpio vidrios y me dan monedas: compro vicio y, a veces,  algo de comer; aunque, de comer, casi siempre me dan.

Cuando la ropa  está muy sucia, la voto y consigo otra; tengo una sábana y una cobija.

En este barrio  yo conozco mucha gente, cuando tengo formita les colaboro… y la gente me ayuda.

Una vez me fui pa donde mi mamá, saqué la cédula y los papeles pa estudiar y me fui tres días pal Centro y entonces me dijo: “Gonorrea, hijuepuata, pirobo”,  y me echó, otra vez.

A veces siento nostalgia de la casa: la comida, mi cama, la ducha.

En el mundo del vicio no hay espacio para el amor; se está sin afecto, pero se está bien.

Yo he estado en rehabilitación, pero uno se aburre de estar, allá, encerrado.

Duro, muy duro, la Navidad, un 24 y un 31 de diciembre, huy. (lágrimas)

Ojalá salir de aquí, pero, ¿cómo?

Un milagro… estar con la familia o tener un techo pa vivir.

Me cansé de que me menosprecien, de que me digan bastardo, hijueputa, malparido,  que vos no sos hijo de tu papá.

A mi hermanito le colaboran, está en la universidad, está trabajando, dos carreras, yo le mostré el mundo de las armas, del vicio y…  lo aconsejaba. Él está bien, está bien.

JUAN MANUEL SANTOS, CONTRA EL TIEMPO

JUAN MANUEL SANTOS, CONTRA EL TIEMPO
Eligio Palacio Roldán
El presidente está contra “el tiempo”, no tiene el carisma para que con “el sol a sus espaldas” tenga algo de credibilidad, de confianza entre sus gobernados.
 
En nuestros casi 200 años de “independencia” solo 14 presidentes, de los 98 desde Bolivar,  han logrado un segundo tiempo para concluir su obra de gobierno, cinco: Bolívar, Núñez, Rojas, Uribe y Santos, con reelección inmediata.

En sus segundos mandatos Bolivar se transformó en dictador; Núñez, se marchó a Cartagena y delegó sus funciones en sus vicepresidentes; al general Rojas, lo tumbaron las protestas y el descontento y Alvaro Uribe dividió la opinión entre sus seguidores y sus contradictores,  en medio de una polarización sin precedentes en el país.

En nuestra historia, entonces, 84 expresidentes solo contaron con un período constitucional para “pasar a la historia”; Ahora, desde Alvaro Uribe,  el tiempo no es suficiente.

En su primer gobierno, Juan Manuel Santos, hizo todo lo posible por borrar de la agenda nacional a su antecesor, mentor y elector Alvaro Uribe Vélez; para ello, lo primero que hizo fue nombrar contradictores de Uribe como Germán Vargas Lleras y Juan Camilo Restrepo como sus ministros, usar la “mermelada” para comprar afectos y seguidores  en el Congreso, las administraciones locales y en los medios de comunicación, al estilo Samper, y “girar” a la izquierda y recuperar el partido político mayoritario en Colombia: El Liberal.

El “giro” a la izquierda se fundamentó en dos hechos: La restitución de tierras a los campesinos, despojados por los grupos de derecha, y la negociación con las Farc, la guerrilla más antigua de Colombia, que se encontraba al borde del exterminio, dados los duros golpes dados por el gobierno Uribe.

La restitución  de tierras pasó a un segundo plano y costó al cabeza del Ministro Restrepo; en http://www.semana.com/opinion/articulo/leon-valencia-presidente-santos-salve-la-restitucion-de-tierras/381914-3, el 29 de marzo de 2014, el columnista León Valencia, hace un triste balance del programa y pide  al presidente Santos que lo salve. Es decir, la restitución de tierras se quedó en titulares de prensa. Hoy ya no ahce parte de la agenda del reelegido presidente.

Los diálogos de paz, la estrategia más importante de Santos para pasar a la historia y superar, a su predecesor, parece que correrán el mismo destino que los de Pastrana; claro está que en el caso del expresidente conservador, éste encontró una guerrilla fortalecida por el desgobierno Samper y la precariedad del ejército; Santos,  por su parte, la halló derrotada, pero poco a poco se reorganiza, se fortalece y vuelve a desafiar al estado, con sus ataques terroristas. De llegar a un acuerdo final, todo parece indicar que se cedería demasiado a cambio de muy poco, dada la aparición de otros focos de violencia más alarmantes y menos controlables que la guerrilla; de fracasar las negociaciones de paz, Santos pasaría a la historia como el expresidente que revivió a las Farc.

Dijo hoy, el presidente que paz, equidad y educación serán los pilares de su segundo gobierno; parece ser esta afirmación una aceptación tácita de que en su anterior gobierno se hizo muy poco, o casi nada, en esas materias, salvo la paz sobre la que ya argumentamos. En equidad, la brecha entre pobres y ricos se amplía cada vez más en nuestro país, afirmó el diario El Tiempo, antiguo diario del presidente,  http://www.eltiempo.com/economia/finanzas-personales/desigualdad-en-colombia-el-pais-ocupa-el-puesto-12/14298377,  el 25 de julio de este año, que “Colombia ocupa el puesto 12 en mayor desigualdad del ingreso entre 168 países del mundo”. Sobre el tema de la educación, fue ampliamente difundida por los medios de comunicación, la precaria situación de nuestro país, el último lugar en las pruebas Pisa; publicó, también El Tiempo, el 09 de julio de este año, http://www.eltiempo.com/estilo-de-vida/educacion/colombia-en-el-ultimo-lugar-en-pruebas-pisa/14224736, que Ferrari, doctorado en Economía de la Universidad de Boston,  considera que esto se debe a un problema estructural de la educación colombiana…”

En anterior columna, UNA SEGUNDA OPORTUNIDAD http://wp.me/p2LJK4-H4, plantee que a Uribe, en el Congreso, hay que darle una segunda oportunidad; en la presidencia creo no vale la pena más tiempo para quien ha fracasado, durante los anteriores cuatro años, como es el caso Santos; ahora, el presidente está contra “el tiempo”, no tiene el carisma para que con “el sol a sus espaldas” tenga algo de credibilidad, de confianza entre sus gobernados, solo le queda “mermelada” para la clase política y los medios de comunicación como en los tiempos de Samper, su nuevo mejor amigo; creo, estos cuatro años no serán los mejores para Colombia.

ANTES DEL FIN

Desastrosa la logística y la seguridad del concierto Romeo Santos, el 06 de agosto en el Estadio Polideportivo de Envigado: los atracadores hicieron “su agosto”. Si las autoridades no controlan los conciertos estos correrán la misma suerte de los eventos futbolísticos.