Archivos mensuales: enero 2014

UN AHOGADO Y MUCHOS OTROS MUERTOS

UN AHOGADO Y MUCHOS OTROS MUERTOS
Eligio Palacio Roldán
“… También, se ven huir hombres de a pie, a caballo y en vehículos, como almas en pena, perseguidos por su propia conciencia”.
MAYO2011 314

El Viajero llega hasta el puente que conecta las dos orillas del profundo cañón, abajo el agua se estrella contra las piedras generando espuma y ruido; después se insinúa una salida a la serenidad, de una playa. El hombre, de todos los tiempos, mira el viejo puente para los caballos que, a su izquierda, parece perderse entre líquenes y helechos; un olor a sangre seca que se aferra a las malezas de las orillas del río lo transportan a los años de su infancia, cuando asistía, con sus hermanos, al Matadero Municipal, para pedir sangre y vísceras, del ganado sacrificado, para elaborar morcilla; esos días, eran una fiesta en su casa.

Un martes, de hace ya mucho tiempo, bajo un intenso sol de invierno, las gentes se arremolinaron en la plaza del pueblo; se contaban secretos, entre todos. El Viajero observaba, con asombro, como hombres, mujeres y niños, desfilaban, a prisa, por el camino del río; él les siguió, sin saber muy bien ¿por qué?, ¿ni para qué?; llegó hasta la playa de arena blanca, llena de restos de árboles que dejó una reciente inundación, donde algunos hombres depositaban un cadáver, desnudo, con el vientre inflado…

Dijeron entonces que el hombre había llorado toda la noche, que su mujer, aunque compartía su mismo techo, lo había abandonado semanas atrás; que su único amigo, desde hacía varios meses, era el Cura del pueblo…, que lo acompañaba en todos los rosarios, en todas las misas, a abrir y a cerrar las puertas de la iglesia, en la Casa Cural, en el cementerio, en las salidas a meditar por montes y veredas. Una de las “Hijas de María”, advirtió que lo habían visto llorar arrodillado ante el sacerdote, que le suplicaba que no lo abandonara, que se sentía solo y sin amor.

Advirtieron que entre el hombre, su mujer y el padre había un secreto; que la mujer no había vuelto a misa, ni a confesarse, ni a comulgar y que había regalado todas las imágenes de santos y santas de su casa; incluso la fotografía de la “Dolorosa”, enmarcada en vidrio, de su bisabuela; un día, se le vio quemar y quemar cartas y fotografías, en el patio de la casa; también llorar.

La cocinera dijo que el sacerdote palideció cuando le dieron la noticia de la muerte del hombre, que se encerró en la habitación con su gato y luego se escucharon golpes y sollozos; ella afirmó no saber si eran del Cura o del animal.

Contaron que llovió más de veinte horas seguidas y que, sin importarle, a la media noche, el hombre tomó el camino del río, mientras iba dejando abandonadas, una a una, sus prendas. Después, en el estrecho puente iluminado por relámpagos, se le vio llorar, desnudo, y luego, su cuerpo sumergirse en la corriente del río, desbordado por la creciente.

Comenzaba a oscurecer, aunque en las cimas de las montañas se veía un lánguido brillo de sol; un campesino advierte a El Viajero sobre los riegos de permanecer, por más tiempo, en el sitio:

“No se deje sorprender por las sombras, por aquí vecino; en las noches, se ven fantasmas y se escuchan aterradores gritos pidiendo ayuda: unos son de las decenas de seres que no soportaron su existencia y se quitaron la vida; otros de los centenares de muertos que han dejado, en el lecho del río, todas nuestras guerras, desde las de los antepasados indígenas hasta las del narcotráfico; y otros son de terror, ante el inminente ajusticiamiento. También, se ven huir hombres de a pie, a caballo y en vehículos, como almas en pena, perseguidos por su propia conciencia”.

Anuncios

CORRUPCION CONSERVADORA

INDIGNACION AZUL PDF

Esta mañana llegó a http://www.eligiopalacio.com la siguiente denuncia:

Entrerríos, Antioquia, enero 24 de 2014.

A quien interese:

Norman Augusto Mesa Lopera, cc 71905228, miembro activo del Partid Conservador, e integrante del Directorio Municipal Conservador de Entrerríos manifiesto de manera consiente que el día de hoy, 7:45 A.M, recibí una llamada a mi celular de alguien que se identificó como Alejandro Mesa, y manifestó haber sido contratado por el Partido C0nservador de Antioquia para ofrecerme tiquetes aéreos de ida y regreso a Bogotá a la Convención Conservadora, siempre que mi votó fuera por la reelección de Juan Manuel Santos.
Mi respuesta de indignación fue que no aceptaba ese ofrecimiento inmoral y que ojalá la historia no nos pasara cuenta de cobro al Partido que un día se autoproclamó como la “RESERVA MORAL DEL PAÍS”.
Esta declaración la hago pública desde la convicción personal de la filosofía con la que Caro y Ospina fundaron nuestro partido, y convencido como estoy, de que su extinción es inminente.
Nota: el teléfono del que fui contactado, y que quedó registrado del señor Alejandro Mesa es: 0021487436.
Por último manifiesto que mi voto SIEMPRE SERÁ POR ALVARO URIBE VÉLEZ.

Norman Augusto Mesa Lopera
Cc 71905228
Cel.: 3147685382

GLORIA CECILIA GOMEZ – LA LOCUTORA DE SIEMPRE

GLORIA CECILIA GOMEZ – LA LOCUTORA DE SIEMPRE
Eligio Palacio Roldán
Hace ya varias décadas, mucho antes de que la radio renunciara a los dramatizados, asustada por el fantasma de la televisión, sin dar siquiera una batalla; las voces de los actores de las radionovelas hacían soñar a una Colombia bucólica y triste. En las tardes, las familias se reunían alrededor de un transistor para seguir las historias enamorase u odiar a sus personajes; en las mañanas, las “amas de casa” hacían su oficio, dejando escapar más de un suspiro. Una de esas madres era la de Gloria Cecilia Gómez, una abnegada mujer que dejaba escapar algunas lágrimas por los éxitos de su hija.

– Cuando comencé, en la radio mi mamá, estaba feliz. En algunas épocas tenía que empeñar el radio, que era lo único que tenía y no podía escucharme; recuerda Gloria, mientras sus hermosos ojos parecen aguarse.

– Me encanta la canción El camino de la Vida, afirma.

Y es que a pesar de despertar amores, envidias de la “buena” y de la mala, codearse con lo más selecto de la farándula nacional; la vida de esta locutora y actriz, además de talento, encierra una gran lucha:

Siendo muy joven, comenzó a trabajar en unos de los Almacenes Ley de Cali, su tierra natal; tenía que ayudar a su madre abandonada y a sus pequeños hermanos. Llegó allí trabajando por necesidad: “Primero fui vendedora. Una vez se casaba la locutora principal y uno de los celadores me dijo: Ve Gloria, van a hacer una prueba esta noche, quédate, ¿qué tal que te escojan a vos…? Y me escogieron a mí. Lo más bonito, ¿sabes qué es? Que uno haya asimilado todas esas cosas, sin ir a la universidad, hasta textos escribía. Eso era una locura…

Al Ley llegaban locutores de la radio y preguntaban: ¿Oiga, quién es esa niña que habla ahí?, y me invitaban a las emisoras, a mí me daba miedo. Entonces un amigo que trabajaba en ese medio me dijo: venga la acompaño. Y fuimos a Radio Eco y me contrataron, hacía de secretaria un poco y como locutora. Estando ahí hicimos una novela, yo era la protagonista con Jaime Olaya Teherán y actuaban Yolanda García, Helios Fernández, Humberto Arango… todos los que hacían teatro trabajan allí. Eso fue entre los años 60-61. La Virgen Encadenada, se llamaba. Yo no sabía ni leer un libreto, ni coger un micrófono. Jaime Olaya se acordaba mucho, siempre fuimos grandes amigos…

Estando allí, me llamó don Bernardo Tobón de la Roche y me dijo: Ve Gloria Cecilia y ¿vos qué? ¿Cuánto se gana allá? Y me dijo: “Yo le voy a pagar un poquito menos, pero es que es Todelar”. Allí conocí mucha gente, hice radio teatro, musicales, etc. Me quedaba hasta tarde haciendo programas. Yo quería estudiar, pero no se podía. Claro que allí aprendí mucho, fue una gran Universidad.

Después estuve en el elenco de Colgate-Palmolive, en esa empresa grababan radionovelas que pasaban por distintas emisoras; pagaban muy bien y trabajaban grandes estrellas del momento, como Carmen Riera, Cesar Borrero, que tenía el mejor carro de la época, Manuel Pachón, Mariela Home, Enrique Gómez, Adolfo Blum Rojas… llegué allí a hacer un comercial de Palmolive y un compañero me “sapió” en Todelar y me echaron, y yo no era boba, fui y les dije: “no me van a dejar a la familia con hambre, denme trabajo… Y me contrataron; de esa época recuerdo la radionovela “EL 507 ESTÁ OCUPADO”, una historia de la cárcel de mujeres…

En mi vida de actriz, pude haber hecho más de medio centenar de radionovelas.

En Medellín comencé a trabajar en Radio Visión, a mediados de los 60, con don Jaime Tobón de la Roche; allí no hice novelas. Luego Radio Visión pasó a ser de Caracol, en Maracaibo con Sucre; entonces ingresé a La Voz de Antioquia, a trabajar con un gran elenco: Jaime Trespalacios, Carmen Riera, Carlos Alberto Mejía Saldarriaga, Españita, Berta Tobón, Lola Ramírez, Octavio Tobón…

En La Voz de Medellín (RCN), trabajé como cuatro veces: Trabajaba con Montecristo y en varias radionovelas, incluso dirigí una que se llamaba Gloria. Recuerdo mucho a Teresita Restrepo, la señora de Pastor Londoño… Yo llegué a decir que ella era como mi segunda madre: me enseñaba muchas cosas… Muchos dichos que todavía digo: “Camino difícil, hay que andarlo rápido”.

La vida de la radio en esa época era bastante bohemia…

A Bogotá llegué a la básica de RCN en 1980, en esa ciudad, hice los primeros pinos en la televisión, también trabajé en Kalimán, y en Todelar al lado de Jorge Enrique Pulido, como locutora de noticias con Manolo Villareal y Juan Manuel Rodríguez; tuve el honor de reemplazar a Judith Sarmiento. En Caracol Estéreo, laboré al lado de Enrique París y también trabajé en el programa de medicina del doctor Nestor Alvarez Segura, en la cadena básica de RCN.

Luego hice comerciales, muchos comerciales…, y también tuve mucho éxito, obtuve el Premio Voz Comercial en radio y televisión de la A.C.L., en 1995; recuerdo que Mavesa de Venezuela me llevó a ese país, a grabar los comerciales para Colombia, pues era su voz exclusiva.

Trabajé también en doblaje, con Gustavo Nieto Roa. Eran jornadas durísimas, donde narré documentales para National Geographic y Discovery Channel”.

Pasan por la memoria de Gloria Cecilia, como ecos difusos, los recuerdos y los sueños felices:

Cali, comienzos de los años 60: “Los programas de radio teatro, se casaba Estela Márquez con un millonario de Filipinas, yo no era reportera y fuimos a la casa de ella, en la víspera, me ayudaron con las preguntas y don Bernardo Tobón, quedó feliz…, era mi primer reportaje.”

Medellin años 60 – 70: “El trabajo en La Voz de Antioquia y en PAR Publicidad, con Pablo Emilio Becerra; hacíamos El Relojito Campesino en la madrugada, El Costurero Coltejer, Cámbiese a Delmaiz, un programa de preguntas y respuestas que hacíamos Pablo y yo, mi personaje era Doña Cátedra; Los Bachilleres de Coltejer que era un programa anual, se juntaban todas la cadenas y se becaban a los mejores bachilleres del país.

Bogotá: “Compartir con los compañeros de la A.C.L. – Asociación Colombiana de Locutores; una carta hermosa que me escribió Carlos Muñoz, yo trabajé con su papá”.

En Pocas Palabras:
Una “metida de pata”: “Cuando estaba en Radio Eco, tenía que anunciar el bambuco Ojeras y dije Orejas”.

Un momento de su vida, para volver a vivir: “Yo quise pasear mucho y lo logré, lo repetiría…

Para borrar: “Ninguno, profesionalmente me fue superbién.”

La mayor felicidad: “El sido el trabajo y mi familia: hijos, madre, hermanos, mi marido”.

La voz: “Es natural, mi mamá hablaba parecido”.

¿Su hermosa voz correspondía a su figura?: “…, no decepcioné, cuando trabajaba en los almacenes Ley hice de Costeñita para regalar cerveza; lo que yo hacía para los pobres; lo hacía Mercedes Baquero para los ricos”.

El futuro: “Un negocito relacionado con arte; yo aprendí a pintar, naturaleza, las flores, paisajes; me encantaría enseñar, toda mi experiencia ponerla a disposición de la gente…, y volver a los micrófonos, a la radio; ya no por largas jornadas, pero si un programa corto”.

La niñez: “Casi no tuve, me tocó trabajar desde los 14 años…, soñaba estudiar algo así como arquitectura, pero no pude terminar ni bachillerato. Me encerraba a leer en voz alta, leí mucho. Los viajes dejan mucha enseñanza y los libros todo”.

El papá: “Mi padre se fue siendo yo muy niña, nos abandonó…, no le guardaba rencor, aunque me buscaba por las emisoras y me decía que me quería mucho, yo le ayudaba…”

De no haber ser actriz y locutora: “Mi mamá decía: ¿pero hija, por qué no fue abogada? A mí también me hubiese gustado”.

LOS DESINFLADOS DEL 2013

LOS DESINFLADOS DEL 2013
Eligio Palacio Roldán
Escribí en la columna anterior sobre los personajes que recibieron un nuevo aire y fueron reencauchados, al finalizar el 2013; los siguientes se quedaron casi sin respiración y próximos a ser encerrados en la maleta del olvido; aunque tranquilos, puede ser por poco tiempo:

Andrés Felipe Arias:
Y, ¿ese quién es?, se preguntarán algunos. Pues sí, ese muñeco, que ahora está en la maleta, era el elegido de Uribe; pero su abuso descarado del poder y la corrupción en Agro Ingreso Seguro lo llevó a la cárcel y allí está, olvidado, pero seguro con ansias infinitas de volver.

Francisco Santos
Este muñeco parece que se infló solo; bueno, no sabemos si a punta de periódico o de humo. Y, un día, estratégicamente lo nombraron como vicepresidente y se creyó el cuento y decía bobadas y el séquito de lagartos del reyezuelo Uribe sonreía a su lado y creyó que esas sonrisas eran por sus gracias y era iluso y quiso jugar a ser presidente como su primito Juan Manuel y se estrelló. Creyó que al que no quiere caldo se le dan dos tazas y que el estómago sin escrúpulos de Uribe se las tomaría y no fue así. Y se desinfló, pero se resiste y trata que su antiguo jefe le insufle un nuevo aire, boca a boca, para la Alcaldía de Bogotá.

Oscar Iván Zuluaga:
Hablar como Uribe, gesticular como Uribe, moverse como Uribe y repetir como un eco las palabras de Uribe no le ha servido de nada al candidato presidencial, en la tierra de los uribistas. Y hay dos explicaciones: Una, es tan grande su deseo de parecerse a Uribe y tan ridícula su imitación que parece un simple payaso, que inspira un poco de risa; Dos, una cosa es el uribismo en el poder y otra por fuera de él, es que el “computador” de la presidencia siempre ayuda, como lo denuncia desvergonzadamente Uribe, con conocimiento de causa.

Alvaro Uribe:
Ha sido el presidente con mayor respaldo popular en Colombia; pudo haber cambiado la historia del país, combatiendo los corruptos, y no lo hizo. Prefirió aliarse con ellos y ahora vocifera desesperado combatiendo el monstro de la reelección que el mismo creó, para beneficio propio. No calculó, el expresidente, las consecuencias funestas del engendro: la coaptación de los poderes públicos y los partidos políticos por el ejecutivo, los abusos de poder en nombre de y a favor del mandatario de turno y los miles de lagartos complaciendo todos los sentidos, y más, del gran reyezuelo en que se convierte el presidente de la República.

Y ahora, cuando se da cuenta del error, sus alaridos por twitter y por las parroquias combatiendo la corrupción suenan falsos, mentirosos y con ellos se perjudica él y perjudica a su candidato Oscar Iván Zuluaga y, poco a poco, pierde credibilidad y, poco a poco, pierde su encanto y, poco a poco, le sacan el cuerpo y, poco a poco, no se le escucha, no se le lee, no se le cree y, poco a poco, va perdiendo su carisma y se va desinflando como un muñeco, como otro payaso… Y el triste final parece acercarse quedando como ese líder que se niega al cambio, que se niega a una oportunidad de paz para el país.

ANTES DEL FIN
Comienza el 2014 y obviamente el aire para nuestra clase dirigente dependerá obviamente de la burocracia y la corrupción; pero hay otro modo de lograrlo, el modo de las ideas. De ese modo Nohemy Sanín está respirando de nuevo; esperemos que otros más hagan lo mismo, por la salud física y mental de Colombia y de los colombianos.

¿Le estará quitando aire la crisis Petro a Santos?. Parece que sí, o al menos en las redes sociales.

LOS REENCAUCHADOS DEL 2013

LOS REENCAUCHADOS DEL 2013
Eligio Palacio Roldán
En el desaparecido programa de televisión Los Reencauchados, se inflaban y desinflaban muñecos de látex que representaban los personajes de la vida nacional. Esos muñecos se hinchaban según su popularidad; pues bien, lo mismo ocurre con los seres de carne y hueso. Los siguientes fueron los personajes que recibieron aire al finalizar el año 2013:

Nohemí Sanín: Una inteligente y promisoria figura de la política colombiana, de finales del siglo pasado, se dejó absorber por la burocracia a tal punto que perdió toda su credibilidad entre los colombianos; en especial con su abdicación ante el gobierno Uribe al que colaboró en uno de los mayores errores de la democracia colombiana: La Reelección Presidencial. Luego de esta “brillante” idea, fue descartada para darle continuidad al gobierno que promovió y fue sometida al escarnio público por su eterno rival Juan Manuel Santos y por la prensa abyecta del momento. Luego nadie le prestó atención, y muchos la trataron de loca, cuando advirtió que en el trasfondo del desafortunado fallo del Tribunal de La Haya, que recortó nuestro mar en el área de San Andrés y Providencia, había intereses de la China. El tiempo (No propiamente el periódico) terminó dándole la razón y muchos se preguntan, con mayores razones que antes, si el uribismo y Colombia no tendrían un mejor presente si la elegida de Uribe hubiese sido ella y no Santos. Su ascenso ante la opinión pública se debe, entre otros, a sus acertados análisis en el programa HORA 20 de Caracol Radio.

Horacio Serpa:
Uno de los hombres con mayor experiencia en la política colombiana vio perdidas las esperanzas de llegar a la Presidencia de la República, como consecuencia del irrestricto apoyo al narcogobierno de Ernesto Samper. Pretendiendo terminar su carrera política, de manera decente, fue gobernador de Santander con alguna figuración en el ámbito nacional, durante el gobierno Uribe. Ahora, con más de 70 años de edad, se reencaucha gracias a la ascendencia del samperismo en el actual gobierno y con la llegada al poder del Partido Liberal después de doce años de limitaciones burocráticas. Pareciera que la política le dará la oportunidad de una revancha, en las próximas elecciones parlamentarias, superando, quizás, a Alvaro Uribe quien lo derrotara en las elecciones presidenciales del año 2002.

Andrés Pastrana:
Luego de terminar su gobierno como uno de los presidentes con menor favorabilidad en la historia de Colombia, como consecuencia de un fallido proceso de paz, similar al que se adelanta en la actualidad, pero con un ejército debilitado, una guerrilla fortalecida y una prensa en contra; parecía resignarse a permanecer en el ostracismo hasta que con su libro “Memoria Olvidadas” retomó en gran medida el sitio que le pertenece en la historia; contó para ello, con el apoyo del embajador de Estados Unidos y del exjefe de la DEA de la época, en el país, que respaldaron sus afirmaciones sobre al narcodemocracia de la era Samper. Sin embargo, el efecto pudo ser mayor si el gobierno no se hubiera atravesado con informaciones sobre el diferendo con Nicaragua y los medios no estuvieran endulzados y manipulados por el gobierno y el samperismo.

Ernesto Samper:
Recibió aire, mucho aire, el expresidente que mayor vergüenza ha generado a Colombia, en su historia. A pesar de haberse demostrado la relación de su campaña con el narcotráfico se mimetizo, ladinamente, y fue adquiriendo poder en el gobierno Uribe y ahora es el poder tras el poder en el gobierno Santos y, por su puesto, en varios medios de comunicación. De la mano de Serpa, volverá a ser el líder del partido liberal.

Juan Manuel Santos
Y se reencauchó el presidente gracias a las encuestas, la prensa y las Farc. Luego de una pérdida de favorabilidad, que lo acercó a las cifras de Pastrana en su gobierno, ocasionada por sus erráticas decisiones, logró aparentemente reconciliarse con parte de la opinión pública; y así como un día las Farc eligieron a Andrés Pastrana con un espejismo de Paz, hoy parece hará lo mismo con Santos. Un muy buen manejo del optimismo iluso de los colombianos parece acercarlo al Belisario de la década del ochenta con el Si SE PUEDE, en contra del no es posible del expresidente López. Hoy los protagonistas son Santos y Uribe. Además el presidente ha sabido aceitar muy bien su maquinaria y por ello parece imposible que alguien pierda una reelección en este país.

Petro:
También parece reencaucharse el alcalde de Bogotá gracias a la torpeza de sus enemigos: El Procurador y Miguel Gómez Martínez. La historia no se puede forzar; ella sería la encargada desinflar a Petro ante la opinión pública, por su pésimo gobierno; pero los deseos de sus enemigos de cambiarla a su antojo lo convirtieron en una víctima y lo dejarán fortalecido y con opciones presidenciales.

ANTES DEL FIN:
En una próxima columna analizaremos los desinflados, a punto de ser empacados en la maleta del olvido.

Complete usted mismo la lista de los reencauchados.