Día: 7 septiembre, 2013

EL DESPERTAR DE UN SUEÑO

Encuesta Santos
EL DESPERTAR DE UN SUEÑO
Eligio Palacio Roldán
Las vueltas que da la vida: Hoy el sector que mayor respaldo brinda al presidente  y a los Diálogos de Paz, es el liderado por Ernesto Samper;  cuya presidencia, fue objeto de una conspiración, por parte de  Santos y las Farc.

Gran revuelo produjo, en los medios de comunicación y entre la ciudanía en general, la más reciente encuesta Gallup sobre favorabilidad del Presidente Santos.

Dijeron los medios que  la opinión negativa, sobre el primer mandatario llegó al 72% y la positiva solo alcanzó el 21%; unos porcentajes solo comparables con los registrados por Andrés Pastrana, en diciembre de 2001, quien alcanzó una imagen negativa del 74% en esa época. Claro, con una gran diferencia, el ex presidente Conservador no aspiraba a una reelección.

Y no es la única coincidencia entre estos dos mandatarios: ambos son Bogotanos, ambos pertenecen a la rancia aristocracia colombiana, con la que se empeñaron en gobernar,  ambos son neoliberales, ambos fueron formados para ser presidentes y, sobre todo, ambos se embarcaron en un diálogo suicida con las Farc.

Ahora nos sentimos como si despertáramos de un largo sueño, de  más de diez años,  y al abrir los ojos no encontramos nada diferente; la Colombia de esa época es la misma de hoy: Un Presidente de rodillas, ante una guerrilla que trata de fortalecerse a su costa.

Estamos despertando de ese hipnotismo colectivo que ejerció Alvaro Uribe Vélez, un hipnotismo que nos hizo pensar en un país diferente, más feliz; un hipnotismo que nos hizo creer el haber salido de la inseguridad, la corrupción y la pobreza;   a pesar de que durante ese  gobierno no se lograron mayores avances en infraestructura, educación y si muchos en  corrupción y desigualdad social y se sentaron las bases para la quiebra del sector agrícola, industrial y de la pequeña minería, con la firma de Tratados de Libre Comercio y el sacrificio de la riqueza del país, a cambio de la “Confianza Inversionista”.

El error de Santos fue creer que él podía continuar hipnotizando a Colombia, pero el no tiene el carisma de su antecesor; es distante y vive en otro país: su realidad es, ha sido y será muy diferente a la realidad de los demás colombianos; por eso no genera identificación. Además, se excedió con sus políticas neoliberales y con su desprecio por las clases populares, a las que despertó con un paro desafortunado que, creo, cambiará la historia del país.

Lo sucedido con Andrés Pastrana ya la conocemos. A pesar de quedar en la memoria de los colombianos como el expresidente más impopular de la historia, hasta ahora; logró conformar un ejército, de la mano del Plan Colombia, que luego permitió al Gobierno Uribe combatir, con algún éxito, la temida guerrilla.

El futuro de Santos es incierto. Ahora el presidente Santos depende más que antes de la guerrilla, está más debilitado que nunca y su ambición por la reelección lo convierte en una presa fácil. Quizás desbanque definitivamente a Andrés Pastrana del primer lugar de impopularidad.

Algunos analistas  consideran que un acuerdo de paz con las Farc, será la tabla de salvación de Santos; yo no lo creo como lo expliqué en mi columna publicada en http://www.eligiopalacio.com, el 16 de abril pasado: Santos se encuentra en el peor de los mundos: Si las negociaciones llegan a un acuerdo, una gran franja de opinión considerará que las concesiones fueron desmedidas para una guerrilla derrotada: Será un traidor que entrega demasiado a la guerrilla, solo para reelegirse. Si las negociaciones se rompen quedará ante los colombianos peor que Pastrana: tuvo como derrotar a las Farc y no lo hizo. Y si decide prolongar los diálogos, hasta una posible reelección, nadie le creerá.”

ANTES DEL FIN
Las vueltas que da la vida: Hoy el sector que mayor respaldo brinda al presidente  y a los Diálogos de Paz, es el liderado por Ernesto Samper;  cuya presidencia, fue objeto de una conspiración, por parte de  Santos y las Farc.

Anuncios